Con contratación confusa, el IPN inicia reconstrucción de edificios dañados por el 19-S

lunes, 23 de abril de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A más de siete meses del sismo del 19 septiembre, la restauración de los edificios dañados en la Escuela Superior de Comercio y Administración (ESCA) Tepepan y de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) Culhuacán del Instituto Politécnico Nacional (IPN) arrancó entre contradicciones en el proceso de contratación de las empresas constructoras. En el evento de inicio formal de la restauración y remodelación de seis edificios clasificados en rojo, el director del IPN, Mario Alberto Rodríguez Casas, evitó dar a conocer el nombre de la constructora que se encargará de los trabajos y a la cual se le asignarán 25 millones de pesos para estas labores. A las afueras del auditorio “Lázaro Cárdenas”, dijo desconocer el nombre de la empresa constructora. Argumentó que la aseguradora de los inmuebles –el grupo multinacional AXA Seguros– fue la encargada del proceso de contratación de la misma. “Como el recurso proviene de la aseguradora, ésta decide la empresa, bajo nuestra supervisión, porque no es recurso que ejerce directamente el IPN, es un recurso de una aseguradora que tiene otros procedimientos, que no son los que le corresponden al IPN”, argumentó. Sin embargo, consultados por Apro por separado, miembros del Patronato de Obras e Instalaciones (POI) –responsable de la infraestructura física del IPN– señalaron que el procedimiento de contratación sí lo había hecho el POI mediante la modalidad de invitación a cuando menos tres empresas. De ese ejercicio resultó ganador para la reparación del edificio C de la ESCA Tepepan, la empresa Via Contracting, SA de CV. Explicaron: “Los recursos los da la aseguradora, la empresa la contrató el Patronato. Y es modalidad de invitación directa”. Al ser cuestionado sobre ese procedimiento, Eduardo Nava, director de Planeación y Programación del POI, justificó que la decisión se tomó por el tiempo que tardaría una licitación. “No tenemos ese tiempo para la comunidad. Una licitación pública lleva alrededor de tres meses. Con ésta lo disminuimos en dos meses y medio”, dijo. El funcionario aseguró que la próxima semana el POI iniciará el procedimiento de contratación de las empresas que se encargarán de la reparación de los edificios restantes, pues para cada inmueble se hará un procedimiento independiente. En un segundo evento, en la ESIME Culhuacán, el director del IPN, Mario Alberto Rodríguez Casas hizo un llamado a los estudiantes politécnicos a tener “certeza” de que los recursos se ejercerán con “total transparencia”. También se comprometió a dar información mensual en el Consejo General Consultivo y en el Consejo Técnico Consultivo Escolar de cada una de las escuelas. A diferencia del anterior, en ese plantel el director sí informó que la constructora encargada de la reparación del edificio A, es “Construcciones, instalaciones y montajes especiales S.A de C.V." Y agregó: “Ni un solo peso de ese dinero será mal usado, todo será con la debida transparencia. Es poco, pero si lo sabemos utilizar será suficiente. Le pido a toda la comunidad que estén vigilantes”. En ambos eventos, Rodríguez Casas reconoció el “esfuerzo” de los politécnicos por tomar clases en las 250 aulas prefabricadas instaladas en meses posteriores al movimiento telúrico. Sin embargo, ignoró las quejas de los alumnos respecto a la falta de aire acondicionado, además de que las aulas de la ESCA Tepepan se inundan cuando hay lluvias fuertes. El director llamó a los estudiantes a tener confianza en los procesos de reforzamiento y remodelación y se comprometió a que, una vez terminados los trabajos en los edificios, estos “serán los más seguros”. Finalmente, justificó que el retraso en las acciones de reparación se debió al tiempo que tardaron los estudios que realizados por el Patronato para conocer a profundidad los daños de los edificios. Dichos documentos aún no son públicos. La remodelación  Los trabajos de reparación de los seis muebles que tuvieron daños estructurales en todo el IPN –tres edificios en la ESCA Tepepan y tres en la ESIME Culhuacán–, además de los edificios con daños menores en las Vocacionales 11, 15, 10 y 8, y la ESIME Azcapotzalco, ascenderán a 250 millones de pesos, explicó el director general del IPN. De acuerdo con Rodríguez Casas, la fuente de financiamiento de los trabajos es la aseguradora AXA -para el caso de las unidades Tepepan y de Culhuacán-; la Fundación Politécnico, para la Vocacional 11 y 15, mientras que para el caso de las vocacionales 10, 8 y la ESIME Azcapotzalco la casa de estudios usará recursos propios. En caso de que se requiera más dinero, dijo, se podrían usar recursos federales; incluso, dinero que la propia Secretaría de Educación Pública (SEP) podría aportar. Según el director del IPN, la reparación de cada edificio de la ESCA Tepepan y de la ESIME Culhuacán tendrá un costo de 25 millones de pesos cada uno. Así, tan sólo entre estas dos unidades se gastarían 150 millones de pesos. Sin dar detalles, el funcionario comentó que éstos tuvieron afectaciones en su cimentación. De acuerdo con su explicación, las acciones de reconstrucción en ambos planteles serán aprovechadas para implementar escaleras de emergencias, incrementar el número de sanitarios, así como instalar algunas acciones de sustentabilidad. El director del IPN informó que los trabajos concluirán en enero o febrero del 2019, mientras que las reparaciones menores en las vocacionales deberán estar completas a principios de agosto próximo.

Comentarios