Ahora 'El Bronco” dice que a su hijo lo mató el crimen organizado

martes, 24 de abril de 2018
MONTERREY (apro).- El candidato Jaime Rodríguez “El Bronco” envió hoy un mensaje póstumo de cumpleaños a su hijo Jaime Lizenco, fallecido, según dijo, a causa de la delincuencia. Sin embargo, en anteriores referencias al hecho trágico, el independiente sólo había dicho que el joven murió cuando su coche se salió del camino en la sierra de Galeana, al sur de Nuevo León. En su cuenta de Facebook, “El Bronco” publicó una fotografía de su vástago, acompañada con un mensaje en el que se compromete a combatir la injusticia, luego de su fallecimiento en el 2009. “Tener a mi hijo en mis brazos, sin vida me cambió para siempre. La delincuencia me lo arrebató y eso no lo puedo cambiar, pero lo que sí puedo hacer es corregir lo que tengo hoy frente a mí. A él le prometí esto y por el que cada día sigo con más fuerza”. “Mijo: todos los días hablo contigo antes de salir a trabajar, sé que cuidas mis pasos desde donde estás. Hoy me tomaré un tequila, a tu salud y tu memoria, que nunca se irá porque tus hermanos, tu madre y yo siempre te tenemos en nuestro pensamiento. Feliz cumpleaños a mi hijo Lizenco”, escribió. Hasta donde se sabe, Jaime Lizenco Rodríguez Gutiérrez desapareció el 9 de octubre del 2009. El 13 de ese mismo mes, fue su padre, quien para entonces había sido electo alcalde en el municipio de García, el que encontró al veinteañero en un sobrevuelo en helicóptero. La aeronave se la prestó el ya fallecido empresario constructor Fernando Maíz Garza. El jeep estaba volcado en un barranco, a la altura del kilómetro 54, de la carretera San Roberto-Linares. El 1 de noviembre “El Bronco” rindió protesta como alcalde. Ese mismo año, la familia del actual gobernador con licencia de Nuevo León, tuvo otro episodio de violencia. El 3 de abril, su hija pequeña, Valentina, fue secuestrada por zetas en García, según dijo el mismo Rodríguez. La liberaron porque sus captores “se tocaron el corazón”, comentó, aunque le pidieron que renunciara a combatir a los narcomenudistas en ese municipio metropolitano, ubicado 20 kilómetros al poniente de la capital. Sin embargo, en otra versión dijo que su hija estaba con una vecina y él creyó que la habían secuestrado. En el primer debate entre candidatos presidenciales Jaime Rodríguez abrió su presentación mostrado una bala: “Yo pude ser uno de esos muertos. Meade: ¿te han secuestrado a una hija de dos años? Anaya, ¿alguna vez has sufrido tres atentados por luchar contra la inseguridad de este país. Andrés, ¿alguien te ha matado a un hijo?”, cuestionó. “Esta es una bala que guardé. No la había sacado nunca. Hoy la saco precisamente porque miles de balas están tiradas en muchas partes del país. Es una parte que a mí me mueve, y por eso estoy aquí. Porque le hice una promesa a mi hijo que lo encontré muerto, y la autoridad no me ayudó, como ninguna autoridad ayuda a aquellos que pierden la vida”, dijo el aspirante presidencial.

Comentarios