Anaya asegura que habrá voto útil a su favor, pero no por acuerdo cupular

domingo, 29 de abril de 2018
TECAMACHALCO, Pue. (proceso.com.mx).- Al participar en el arranque de la campaña de Martha Erika Alonso Hidalgo a la gubernatura de Puebla, el candidato presidencial Ricardo Anaya Cortés aseguró que en las votaciones del 1 de julio habrá voto útil a su favor, pero rechazó que esto sea parte de un acuerdo cupular para enfrentar a Andrés Manuel López Obrador. Aunque en el encuentro con consejeros de Citibanamex, el candidato de la coalición Por México al Frente aseguró estar “absolutamente abierto” a reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto para buscar un acuerdo político, entrevistado en este municipio rechazó que el “voto útil” se vaya a derivar de un pacto e insistió que será decisión de los electores. “No es un asunto de acuerdos cupulares, es un asunto que la gente buena que quiera sumarse a este proyecto, se sume, independientemente del partido político en el que hayan militado”, atajó. Sin embargo, al ser cuestionado sobre si sostenía su advertencia de que encarcelaría al presidente Peña Nieto de ganar las elecciones, Anaya ya no ratificó su dicho. “Lo he dicho con toda claridad, primero es urgente reformar el artículo 108 constitucional para que el presidente de la República sí pueda ser juzgado durante el tiempo de su encargo, y segundo tiene que dejar de haber intocables en nuestro país, que el que la haga la pague, sin importar la jerarquía del cargo público y sin importar el partido en el que milite”, fue su respuesta. Sobre la propuesta de su contrincante López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia, de que Anaya o José Antonio Meade declinen para que puedan hacerle competencia pues ni juntos lo alcanzan en las encuestas, el panista manifestó: “Desde el domingo pasado anda completamente descolocado, está nervioso, está enojado, está agresivo porque sabe que le vamos a ganar, está sintiendo pasos, el primero julio le vamos a ganar y además de manera muy contundente. “Por supuesto que va a haber voto útil”, agregó, “y eso lo tiene muy nervioso (a López Obrador), va a ser uno de los factores que van a implicar nuestro triunfo el primero de julio”. El candidato del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano fue cuestionado sobre ataques verbales que ha recibido en los últimos días de su campaña y en respuesta aseguró que son resultado de que López Obrador ha vuelto a su discurso de violencia. “Ya regresó el López Obrador violento, el que todos conocíamos y esa violencia verbal la está contagiando a sus seguidores, por eso vemos cada vez más manifestaciones de violencia en torno a su proyecto, eso no es lo que el país necesita, yo lo invito a que se tranquilice, se serene, y le digo que se prepare porque le vamos a ganar la elección”, insistió. Incluso, dijo que si el té de tila no le ha funcionado al candidato de Morena, PES y Partido del Trabajo, sugirió que se tome “doble ración del Amlodipino”. Justifica candidaturas familiares Cuestionado por los medios de comunicación sobre si es sano para la democracia del país que las gubernaturas se hereden de un exgobernador a su esposa en el caso de Puebla y de gobernador a hijo en Veracruz, Anaya justificó el hecho al asegurar que son candidaturas que se obtuvieron por méritos propios. “Son personas con trayectoria propia y probada, en el caso de Miguel (Yunes Márquez) ha sido tres veces alcalde y además un alcalde con resultados verdaderamente exitosos, después de su administración el 70 por ciento de la gente votó por su partido, eso habla de resultados y méritos propios”. En cuanto a Martha Erika Alonso, argumentó que su mérito es que es la única candidata a la gubernatura que ha recorrido los 217 municipios del estado. “Está preparada y tiene carrera propia”, aseguró el panista, “ella va a ganar de manera contundente la elección por méritos propios y Puebla tendrá la primer mujer gobernadora”. Al participar en el primer mitin político de la campaña en este municipio, lugar de nacimiento de Alonso Hidalgo, tanto Anaya como la candidata a gobernadora evadieron mencionar al exgobernador Rafael Moreno Valle en sus discursos. De los problemas que aquejan a la región, en particular la inseguridad, la proliferación de huachicoleros, el alza de feminicidios y el abandono al campo, ambos insistieron en sus intervenciones en responsabilizar al gobierno federal y quitar culpas a las administraciones estatales, que en los últimos ocho años han sido panistas. Anaya volvió a insistir en que el triunfo de Morena en las elecciones locales, representaría el regreso del exgobernador Mario Marín Torres. Esta vez aseguró que López Obrador hizo un pacto con el “exgóber precioso”.