La política migratoria 'no está sujeta a presiones”, advierte gobierno de Peña

martes, 3 de abril de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de que el presidente Donald Trump emplazara al gobierno de México a frenar las caravanas de migrantes centroamericanos que buscan a sus familiares en su tránsito hacia Estados Unidos, la Cancillería y la Secretaría de Gobernación respondieron que la política en la materia “no está sujeta a presiones”. En un comunicado conjunto, ambas dependencias precisan que, como se esperaba, la caravana conocida como Viacrucis del Migrante “comenzó su dispersión por decisión de sus integrantes”. La Segob y la SRE también aclararon que, en el marco de la ley y pleno respeto de los derechos humanos, se acompañó en todo momento a sus participantes durante su recorrido por territorio nacional. Luego señalan que el deseo de no continuar con esta movilización obedeció estrictamente a la decisión propia de las personas que la integraban, “y no a presión externa o interna alguna”. Además, el gobierno de Enrique Peña Nieto aseguró que se han iniciado los procedimientos administrativos migratorios a quienes manifestaron dicho interés. De esta forma, 465 personas solicitaron oficios de salida, de los cuales 230 han sido entregados. Asimismo, 168 de ellos se encuentran en los supuestos de ley para recibir esta misma notificación con fines de regularización, que serán otorgados en las próximas horas. El gobierno de México también reiteró en su comunicado que su política migratoria se ejerce de manera soberana y conforme a derecho. Con esta se busca asegurar que la migración ocurra de manera legal, segura, ordenada y con pleno respeto a los derechos de las personas. Incluso aclaró que esta caravana se realiza desde 2010, y se conforma principalmente por migrantes provenientes del Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador).  

Comentarios