Militarización de la frontera no implicaría fuerzas del Pentágono, aclara la Casa Blanca

martes, 3 de abril de 2018
WASHINGTON (apro).- Unas horas después de que el presidente estadunidense Donald Trump anunciara sus planes de militarizar la frontera con México, la Casa Blanca aclaró que la táctica no implicaría el despliegue de elementos del Pentágono sino de la Guardia Nacional. En un comunicado de prensa, la Casa Blanca informó que la semana pasada Trump recibió un informe sobre el creciente flujo de inmigrantes indocumentados, de drogas y de pandilleros centroamericanos que ingresan a Estados Unidos por la frontera norte de México. “Hoy recibió un informe de seguimiento para discutir su estrategia, que incluye la movilización de la Guardia Nacional”, indicó la Casa Blanca. Este martes durante una reunión con líderes de los países bálticos, Trump anunció sus planes de militarizar la frontera con México sin aclarar si enviaría a elementos de la Guardia Nacional, aunque más bien dejó entrever que desplegaría en la zona limítrofe a las fuerzas del Pentágono. Por decreto constitucional, las tropas del Ejército o la Marina de Estados Unidos no pueden realizar actividades exclusivas de las agencias federales como las que llevan a cabo los agentes de la Patrulla Fronteriza. Los soldados y los marinos, aun en caso de ser enviados a la frontera con México, no podrían detener a inmigrantes indocumentados ni a elementos de grupos criminales, a menos de que fueran atacados. La alusión que hizo Trump de la presencia del Pentágono en la frontera con México, y hasta antes de la acotación de la Casa Blanca, infería una presencia bélica como fuerza de disuasión, no de operaciones. En la reunión y posterior rueda de prensa con los líderes bálticos, Trump aseguró que la presencia de militares en la frontera se quedaría hasta que se construya el muro que desea edificar frente a México. “Trump y los altos funcionarios también determinaron la necesidad de presionar al Congreso (estadunidense), para de manera urgente se apruebe una legislación que ponga fin a los huecos legales --en las leyes migratorias-- que explotan los criminales, traficantes, narcoterroristas y organizaciones de tráfico de personas”, agregó la Casa Blanca. Los informes a los que se refiere la Casa Blanca fueron dados al presidente Trump por el secretario de Defensa, el general Jim Mattis; la secretaria de Seguridad Interior, Kirsten Nielsen; Jeff Sessions, el procurador general de Justicia; el general Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto del Pentágono; el general John Kelly, jefe del gabinete de la Casa Blanca, y otros funcionarios de rango menor. Al igual que los elementos del Pentágono, los de la Guardia Nacional están imposibilitados para ejercer responsabilidades de las agencias federales civiles. Durante las presidencias de Bill Clinton y George W. Bush se envió a la Guardia Nacional a la frontera con México como fuerza de apoyo para las agencias federales migratorias. Los elementos de la Guardia Nacional ayudaron a las agencias migratorias en la construcción en la frontera con México de barreras físicas y móviles y en el manejo y operación de equipo tecnológico.

Comentarios