Estudiante del Iteso pide a Anaya definirse sobre mariguana legal; éste plantea abrir la discusión

miércoles, 4 de abril de 2018
GUADALAJARA, Jal. (apro).- En el evento “Diálogos por México”, que organizó el Iteso y donde participó el candidato por la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, uno de los estudiantes preguntó al panista si está a favor o no de legalizar el consumo de la mariguana –cuestionamiento que desató los aplausos del público–, a lo que el aspirante sólo atinó a responder que es necesario abrir el debate sobre el tema. “Es una discusión que se tiene que dar con criterios técnicos-científicos, y sin prejuicios. El gran problema es cuando estos temas se abordan desde posiciones ideológicas o desde prejuicios”, justificó. Luego aseguró que no sería lo mismo legalizar la mariguana que una “droga dura, es decir, hay diferencias en términos de la adicción que provocan y de lo que implica estar bajo el influjo”. Anaya refirió que en algunas entidades de Estados Unidos ya se legalizó el consumo de la mariguana, por lo que “en la medida en que eso ocurra en el vecino del norte, debe haber una discusión en México (...) fundamentalmente en centros académicos, en universidades, vamos discutiendo cómo podría esa política disminuir los índices de violencia y, dos, qué implicación tendría en términos de salud pública”. Durante las dos horas que duró el encuentro, el aspirante a la Presidencia también abordó otros temas, como migración, derechos humanos, economía, renegociación del Tratado de Libre Comercio, educación, salud y reforma energética. Cuando se le cuestionó acerca de que su actuar provocó la “fuga” de panistas a otros partidos, a raíz de que se acordó la coalición con Movimiento Ciudadano (MC) y el PRD, Ricardo Anaya pidió perdón. “Estoy consciente que al haber dado ese paso hubo gente que se quedó fuera, hubo gente a la que pudimos haber lastimado, y por supuesto en lo que a mí me corresponda a quien yo haya lastimado le ofrezco una disculpa”, dijo. Justificó la coalición al decir “que lo hicimos con la mejor de las voluntades, con la mejor intención y convencidos de que sólo de esta manera, uniéndonos quienes históricamente habíamos competido”, se sacaría al PRI de los Pinos. Condena por desapariciones Al principio de su presentación, Anaya se “sumó a la condena por la desaparición” de los tres estudiantes de la universidad de Medios Audiovisuales CAAV, Salomón Aceves, Marco García y Daniel Díaz quienes presuntamente fueron “levantados” por un comando de policías estatales, el pasado 19 de febrero en Tonalá. “Esta tragedia de la desaparición de personas ha llegado a una magnitud que, sin exagerar, me parece ya de orden brutal, necesitamos dimensionar lo que está pasando en nuestro país, solamente en el estado de Jalisco, olvídense del resto de la República; en el 2017 desapareció una persona cada dos horas”. Prosiguió: “No quiere decir que todos hayan permanecido desparecidos, pero la cifra es alarmante, que cada hora desaparezca una persona, esto ya rebasó cualquier límite; en los últimos 10 años, desde que se implementó esta estrategia contra el crimen organizado que ha sido un absoluto fracaso, han desaparecido, solamente en Jalisco, casi 20 mil personas”. “Si tomamos en cuenta a los familiares de los desaparecidos, que también son víctimas, el sufrimiento del papá, de la mamá, de los hermanos, de los hijos, estamos hablando de 100 mil personas sólo en Jalisco”. Anaya dijo que esa cantidad equivaldría a llenar al estadio de Las Chivas dos veces sólo con las víctimas directas de las desapariciones, y que además se solidarizaba con los jóvenes desaparecidos, sus familias y las víctimas de la violencia en el país. Al concluir el encuentro con los universitarios, Ricardo Anaya se trasladó a Totatiche, uno de los municipios más pobres de Jalisco, donde acompañaría en un evento al candidato de MC por la gubernatura, Enrique Alfaro.

Comentarios

Otras Noticias