Hasta 50% del agua para abastecimiento en México se pierde en fugas: especialista de la UNAM

miércoles, 4 de abril de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Del 30 al 50% del agua para abastecimiento se pierde en fugas, en la red hidráulica y en domicilios, alertó Luis Francisco Sañudo Chávez, secretario de Vinculación del Instituto de Ingeniería (II) de la UNAM. El especialista, quien recogió datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), sostuvo que el mayor consumo de esta agua se debe a la ineficiencia de las prácticas de irrigación agrícola, al desarrollo industrial y a los malos hábitos. En una situación donde 103 de los 653 acuíferos están sobreexplotados, la alternativa es el reúso y reciclaje, sostuvo, por su parte, la investigadora María Teresa Orta. “Necesitamos métodos eficientes de tratamiento de aguas residuales para tener más líquido disponible”, subrayó la doctora en ingeniería ambiental. Sañudo Chávez indicó que, en materia de agua residual, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía reportó que (a partir del censo de gobiernos municipales y delegacionales de 2015) de los dos mil 457 municipios y delegaciones del país, solamente 827 (34 por ciento) cuentan con servicio de tratamiento de aguas residuales municipales. María Luisa Torregrosa y Armentia, coordinadora de la Red del Agua de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) e investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) sede México, dijo que la escasez de agua afecta a más del 40 por ciento de los habitantes del planeta, una cifra que crecerá con el aumento de las temperaturas globales, producto del cambio climático. “Aunque dos mil 100 millones de personas han conseguido acceso a mejores condiciones de agua y saneamiento desde 1990, la decreciente disponibilidad del recurso potable es un problema que aqueja a todos los continentes”, remarcó. En el mundo, 700 millones no tienen acceso a agua limpia para cubrir sus necesidades básicas, y 27 por ciento de los habitantes de países en desarrollo no tiene agua corriente en casa. Torregrosa resaltó que la inequidad social y la distribución desigual del agua por ingresos en naciones como México, es un grave problema.

Comentarios