Denuncian daños colaterales por la construcción del NAICM, entre ellos el uso de huachicol  

jueves, 5 de abril de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) ha generado varias afectaciones, desde contaminación de mantos acuíferos, afectación a fauna en peligro de extinción, a sitios arqueológicos y a yacimientos de agua dulce, hasta el consumo de hidrocarburos robados. Así lo denunció el diputado Rafael Hernández Soriano, presidente de la Comisión Especial de Seguimiento a la Construcción de la nueva sede aérea, quien detalló que, en el último caso, el uso de hidrocarburos robados coincide en tiempo entre el incremento de tomas clandestinas en el Estado de México e Hidalgo con el inicio de las obras aeroportuarias. En entrevista, explicó que antes del arranque de las obras, las dos entidades mencionadas no figuraban entre las zonas de mayores tomas clandestinas de hidrocarburos. “Hicimos un recorrido por la zona y descubrimos el almacenamiento de hidrocarburo robado. Acudimos con el presidente municipal para que diera fe de lo que encontramos y después interpusimos una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR) por el uso en la obra de combustible robado”, dijo. Hernández Soriano, quien también participó en los cambios a la ley que aumentan las sanciones por el robo de hidrocarburos, recordó que el artículo 18 de dicha legislación hace responsable a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) como encargada de la obra, pues “indirectamente financia” parte de la cadena de robo de combustible. Durante la entrevista, el legislador mostró fotografías del bidón donde se almacena el hidrocarburo robado y del cual, más tarde, se suministra a los vehículos que realizan obras de construcción. La SCT tiene responsabilidad por omisión en este delito, dijo, pues “hay literalmente estaciones, como la de San Agustín Actipan, en donde hay un depósito de más de 30 mil litros, en el que los huachicoleros cargan y las góndolas que están surgiendo al aeropuerto están comprando o adquiriendo el combustible robado”. De acuerdo con la Ley Federal en Materia de Robo de Hidrocarburos, agregó, para prevenir o erradicar ese delito, hay una participación por omisión de las autoridades. Las afectaciones producto de las obras del nuevo aeropuerto alcanzan a 12 municipios que están alrededor, añadió el diputado, luego de invitar a los medios de comunicación para hacer un recorrido y verificar la afectación a mantos acuíferos, a fauna en peligro de extinsión, como el ajolote; a sitios arqueológicos. como el del Cerro de las Cuevas; y a yacimientos de agua dulce, como en el Cerro de Xixutla. “En esos lugares están depositando millones de metros cúbicos de lodo de la obra, de lado en donde viven poblaciones como San Nicolás Tlaminca, en Texcoco”, detalló. Y por si fuera poco, según la denuncia del presidente de la Comisión Especial mencionada, se están utilizando explosivos no permitidos por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), como en el Cerro Gordo de San Juan Teotihuacán.

Comentarios