Ejecutan a tres en Tamaulipas y entierran sus cuerpos en un rancho en Nuevo León

jueves, 5 de abril de 2018
MONTERREY, NL (apro).- Tres cadáveres fueron encontrados enterrados en un rancho abandonado en el municipio de Anáhuac, después de haber sido asesinados en Nuevo Laredo, Tamaulipas, dio a conocer hoy el fiscal general nuevoleonés Gustavo Adolfo Guerrero. Estos cuerpos se suman a una serie de crímenes que habrían sido perpetrados en el mismo municipio tamaulipeco, por homicidas que han acudido al poblado vecino a sepultarlos, de acuerdo con una denuncia reciente del presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo (CDHNL), Raymundo Ramos. Los restos encontrados ayer miércoles por la tarde corresponden a tres hombres identificados por sus familiares como José Julio Juárez, José Guerra y Víctor Moreno, encontrados en una hacienda deshabitada, ubicada a un costado del kilómetro 176 de la carretera libre Monterrey-Nuevo Laredo. Fuentes policiacas señalaron que los cuerpos presentaban huellas de tortura. Sobre el hallazgo, Guerrero señaló que corresponden a personas que han perecido en el estado contiguo a Nuevo León. “Ha habido varios cuerpos que han estado apareciendo en el municipio de Anáhuac. Hay varias líneas de investigación. Los familiares de esas víctimas se han acercado con nosotros y vamos a resolver en consecuencia las carpetas de investigación. “Parece que hubo un cuerpo ayer por la carretera, rumbo a Laredo y estamos en proceso de análisis. Ustedes están enterados que ahorita en Tamaulipas ha surgido cierta violencia y que puede ser a consecuencia de eso lo que se origina la situación que padece el estado en relación con los cuerpos que aparecen en Anáhuac. Creemos que es algo relacionado a esa violencia en Nuevo Laredo”, justificó hoy Guerrero. El jueves 22 de marzo, Raymundo Ramos denunció que había 14 personas desaparecidas en la ciudad fronteriza tamaulipeca y los familiares de algunos de ellos se habían trasladado a Nuevo León para aportar sus pruebas de ADN con el fin de cotejarlas con cadáveres encontrados sin identificar. El activista responsabilizó de estos hechos a personal de la Secretaría de la Marina Armada de México pues, de acuerdo con testigos, uno de los muertos dijo que elementos de esa fuerza habían detenido a Ángel García, de 16 años, quien posteriormente fue encontrado muerto y sepultado en un predio de Anáhuac.