Morena impugna Ley General de Biodiversidad que alienta el Verde

jueves, 5 de abril de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La fracción de Morena en la Cámara de Diputados se manifestó en contra de la minuta de la Ley General de Biodiversidad que promovió el PVEM, debido a que atenta contra las áreas naturales protegidas, derechos de los pueblos y comunidades indígenas, además de que promueve el llamado fracking o fracturación hidráulica. En conferencia de prensa, el coordinador de la fracción, Virgilio Caballero, acompañado de Josefa González Blanco, quien ocuparía la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales en caso de que Morena gane la Presidencia de la República, dijo que, con esa ley, “se legalizaría la explotación minera a cielo abierto y la utilización del fracking en las áreas naturales protegidas en todo el territorio nacional, lo que pondría en grave riesgo los recursos naturales, incluida el agua”. La citada ley es la minuta que envió el Senado de la República y, ante la intención de que se vote fast track, es decir, sin discusión, Morena impugnó este jueves 5 ante la Junta de Coordinación Política (Jucopo), el procedimiento. “La Junta decidió enviar a la Mesa Directiva de la Cámara la impugnación de Morena, para que ahí se decidiera qué ocurre con esas expresiones de violación a la normatividad en la que ha incurrido todo el tiempo y de manera descarada la Comisión sobre la Ley de Biodiversidad”, comentó Virgilio Caballero. Morena urgió a que se reponga el proceso legislativo del dictamen y se convoque a las organizaciones civiles, así como el que se consulte a los pueblos indígenas sobre las afectaciones de la ley. Se trata de una legislación que entrega los recursos naturales del país a la explotación comercial, dijo, y consideró: “Es la ley que le faltaba a Peña Nieto para continuar despojando a México de sus riquezas. Les entregó los recursos minerales y petrolíferos a las empresas extranjeras y mexicanas; le faltan los recursos de las zonas naturales protegidas, que van a quedar sin protección con esta ley”. Josefa González Blanco sostuvo que Morena se opone a que el gobierno federal siga destrozando la naturaleza en favor de unos cuantos y en deterioro de los más pobres. “Esta ley es una aberración. A mí me gusta llamarla la ‘Frankenstein ambiental’, porque no tiene sentido: desprotege a los más desvalidos; deteriora el medio ambiente; y entrega las áreas protegidas naturales a intereses económicos trasnacionales y nacionales enormes”, recalcó. Y convocó: “Invito a la ciudadanía en este momento a ponerle un alto a esta malcriadez, a esta leperada, a esta aberración y no pasar, no aprobar por ningún motivo este ‘Frankenstein ambiental’. Por México, por nuestras futuras generaciones, por dignidad esta ley no debe pasar”. El diputado Guillermo Santiago Rodríguez explicó que no sólo no se discutió la minuta, sino que además la ley contraviene el artículo sexto del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). De avalarse la ley, dijo, se interpondrá el recurso de inconstitucionalidad por parte de los pueblos indígenas, y se acudirá a instancias internacionales ante una clara violación del Estado mexicano a sus derechos. En cuanto a la violación del proceso legislativo, las diputadas María Chávez García y Ernestina Godoy Ramos coincidieron en que la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales violó los principios de certeza y legalidad que deben regir el proceso legislativo, al pasar por alto diversos artículos del Reglamento de la Cámara de Diputados. “El Grupo Parlamentario de Morena solicitó a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el 22 de marzo, que se repusiera el procedimiento de discusión y aprobación del dictamen que expide la Ley General de Biodiversidad, por considerar que existen razones de forma y fondo, que envía el Senado”, precisó la primera. Entre las irregularidades destaca el que el dictamen no fue circulado con los cinco días de anticipación a la sesión de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales en la que se pretendía discutir y votar, como lo dispone el artículo 177, numeral 3 del Reglamento de la Cámara de Diputados. “No cumplir esta disposición vicia el origen, la aprobación de una ley que contiene 248 artículos y 24 transitorios, y en cuyo dictamen se forma además la Ley del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, y se abroga la Ley General de Vida Silvestre”. La integrante de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Ernestina Godoy, comentó que una vez que la Mesa Directiva resuelva la impugnación presentada por Morena, tendría que decidir si regresa el dictamen a la comisión respectiva por violaciones al proceso parlamentario, o si considera que debe ser presentada al pleno camaral. La ley podría ser discutida y aprobada la próxima semana.