Exlíder nacional del SNTE respalda a AMLO en dar marcha atrás a la reforma educativa

domingo, 13 de mayo de 2018
HUATUSCO, Ver. (proceso.com.mx).- El exdirigente nacional del magisterio, Rafael Ochoa Guzmán, admitió hoy la coincidencia de la base tradicional del gremio con el magisterio disidente: apoyar a Andrés Manuel López Obrador para dar marcha atrás a la reforma educativa. En esta localidad, Ochoa Guzmán acompañó hoy al candidato, apenas un día después de que el presidencial presentara su decálogo para la educación. Su posición ahí es una: afirma que su mayor deseo en la vida es que López Obrador gane y que el Panal pierda su registro por haber traicionado al magisterio. En tanto, esa traición es aún mayor, tratándose del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). “(La reforma) ha traído sufrimiento, estrés, sufrimiento, desgaste y queremos que eso acabe y que surja una propuesta de maestros, padres de familia, expertos, como volvió a decir hoy el candidato”. La ausencia de las siglas del SNTE ayer en San Pablo Guelatao, Oaxaca fue abordada por Ochoa Guzmán, quien hoy se dijo respetuoso del magisterio disidente histórico y justificó su inasistencia en la insuficiencia de espacio. Durante la concentración masiva de esta tarde, López Obrador volvió a explayarse en el tema educativo, la derogación de la reforma y la promesa de “justicia” para el magisterio agraviado. Ante miles de personas que portaban en prendas las siglas “RSP”, es decir, Redes Sociales Progresistas del magisterio, López Obrador refirió los aspectos de la propuesta y pidió que “nadie se espante” con su oferta de echar abajo la reforma educativa. Ya para terminar el acto, dijo que le daba gusto que estuviera ahí Ochoa Guzmán. En entrevista posterior al evento, el exdirigente del SNTE afirmó: “Si algo me convenció para unirme a este movimiento fue cuando el licenciado López Obrador empezó a decir que, si ganaba la Presidencia, daría la vuelta a la reforma educativa”. Además, sostuvo que en todo el país la mayor parte del magisterio está a favor del tabasqueño, aun cuando hay amenazas inclusive en las escuelas para que apoyen al Panal. Conocido como operador y en diferentes momentos brazo derecho de Elba Esther Gordillo, Ochoa Guzmán admitió que RSP es una estructura electoral que, a través de los partidos Morena, PES y PT que integran la coalición Juntos Haremos Historia, se acreditará como representantes de casilla. Recordó que en 2006, uno de los problemas que enfrentó López Obrador fue la falta de estructura y por eso le robaron la Presidencia. Paradójicamente, el exdirigente era candidato a senador por el Panal en 2006 y alcanzó un escaño, en un proceso que implicó la operación de Elba Esther Gordillo para convencer a gobernadores priistas de apoyar a Felipe Calderón y evitar el triunfo del tabasqueño. –¿Mantiene contacto con Elba Esther Gordillo? ¿Está ella también en esto? –Yo tengo una amistad con la maestra Elba Esther Gordillo desde hace 36 años, tiene mi afecto y respeto, pero no mezclo las cosas –respondió.

Comentarios