'No estoy atendiéndome de nada”, ataja AMLO ante rumores sobre su salud

sábado, 19 de mayo de 2018
ZAPOTLÁN EL GRANDE, Jal. (proceso.com.mx).- El candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, reiteró que está muy bien de salud y que desde hace medio año no acude con el médico. "No voy a ver al médico desde hace seis meses. La verdad que no lo celebro, tengo tache porque todos debemos, cuando se tiene un infarto, atendernos periódicamente (..) y no estoy atendiéndome de nada", soltó el tabasqueño. Durante la semana, periodistas como Raymundo Riva Palacio y Pablo Hiriart, han escrito en el periódico El Financiero sobre la salud del candidato morenista. Incluso el mismo Hiriart aseguró que López Obrador presenta un daño al corazón y en la columna vertebral, severos, e informó que es atendido en su domicilio cada 15 días por el reconocido neurocirujano, Félix Dolorit. "No voy a echarme ninguna polémica. Estoy muy bien de salud, ya lo dije ayer lo repito: gracias a la vitamina del pueblo, gracias al creador y gracias a la ciencia estoy muy bien", insistió el candidato. El exjefe de gobierno explicó que Hiriart fue jefe de prensa de Carlos Salinas de Gortari y "es un amigo íntimo" del expresidente. "Entonces cuando él saca ese artículo, ya sé quién es el que está soltando los rumores", lanzó el candidato. Recordó que todos los días tiene en promedio cuatro actos de campaña por día y subrayó que lo dicho "todo es falso". López Obrador abundó en el tema: "el médico que me atendió cuando me dio el infarto, pobre, hoy se comunicó con nosotros para decirme que lo están atosigando buscándolo, pidiendo entrevistarlo". Su respuesta se origina luego que Javier Lozano, vocero del candidato a la presidencia del PRI, José Antonio Meade, compartió en su cuenta de Twitter un espot en que se especula sobre el supuesto mal estado de salud de López Obrador y en el que solicita a los votantes "no dejarlo manejar el país". En este contexto, explicó: "no voy a condenar a nadie, están muy desesperados porque está muy arriba nuestro movimiento. Entonces yo les diría que se serenen, que se tranquilicen, ya falta poco, que se vayan también preparando psicológicamente porque vamos a triunfar, no vamos a perseguir a nadie, no es mi fuerte la venganza. Yo lo que quiero como muchos mexicanos millones mexicanos es que haya un cambio". Además dijo que ya existe otra campaña negra en su contra, en la que se reparten volantes advirtiendo que su coalición está en contra de la Virgen de Guadalupe. "Nosotros somos respetuosos y que veneramos a la Virgen de Guadalupe y a Benito Juárez”, recalcó. Con relación al segundo debate presidencial –que se celebrará este domingo en Tijuana a las 21:30 horas-, adelantó que no responderá a los ataques. "Mi posición es de amor y paz. Sereno, moreno. Vamos a esperar, vamos a ver cómo se portan", mencionó. El candidato estará en Jocotepec, y antes del anochecer en Tlajomulco.  

Comentarios