La CNDH alerta sobre riesgos y amenazas a la diversidad biológica nacional

martes, 22 de mayo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) alertó que hay riesgos y amenazas que se ciernen sobre la diversidad biológica en nuestro país y que, de no atenderse, pueden generar la pérdida de un importante porcentaje de recursos naturales como suelos, cuerpos de agua, manglares, fauna en peligro de extinción, bosques, selvas y demás ecosistemas únicos en el mundo. En ese sentido, manifestó que es indispensable e impostergable que las autoridades ambientales aumenten sus capacidades técnicas para inspeccionar los proyectos que puedan representar un riesgo para la diversidad biológica nacional, además de realizar los estudios correspondientes en materia ambiental con criterios que favorezcan la protección de los recursos naturales. De acuerdo con la CNDH, entre las principales problemáticas que pudiesen traducirse en una fuente de violaciones a los derechos humanos de carácter ambiental resaltan la minería a cielo abierto, las redes de gasoductos en todo el territorio nacional, la perforación hidráulica o práctica del fracking, construcción masiva de complejos inmobiliarios en zonas o terrenos permitidos y las autorizaciones ambientales sin perspectiva preventiva. Por lo anterior, con motivo del Día Internacional de la Diversidad Biológica, que se conmemora el 22 de mayo, llamó a las autoridades a sensibilizar y generar conciencia entre la población sobre la importancia de la protección de los recursos biológicos del planeta. De igual manera, la CNDH se sumó al llamado mundial de la Organización de las Naciones Unidas para hacer visible una problemática que repercute en toda la población, y la urgencia de atender todos los sectores sociales, especialmente para la protección de las tierras y recursos que forman parte de las comunidades indígenas, que han sido dañados por las industrias extractivas tanto nacionales como internacionales, especialmente por la práctica de la minería a cielo abierto, uso de agua potable para ello, así como la irrigación masiva en todo el territorio nacional. Señaló que México es parte del Convenio sobre Diversidad Biológica desde 1993 y que, conforme a lo establecido en el primer párrafo del artículo 1º de la Constitución Política, supone un instrumento internacional del cual se desprenden responsabilidades en materia de derechos humanos. En este sentido, recalcó, el Estado mexicano tiene las obligaciones de respetar, proteger y garantizar la salvaguarda de los recursos naturales que son parte de su territorio incluyendo la diversidad de fauna, siendo indispensable y urgente la protección de las especies en peligro de extinción, como la vaquita marina. En un comunicado, el organismo precisó que México está catalogado como un país megadiverso, pues de acuerdo con datos de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), cuenta con el primer lugar a nivel mundial en riqueza de reptiles, el segundo en mamíferos y el cuarto en anfibios y plantas, además de disponer prácticamente de todos los tipos de vegetación terrestre, y albergar ecosistemas únicos en el mundo. Detalló que aproximadamente 50% de la flora nacional es endémica, lo cual implica que su desaparición dentro del territorio nacional se traduce en una extinción total de dichas especies, circunstancia que constituye una enorme responsabilidad para las autoridades encargadas de las disposiciones ambientales en todo el país.

Comentarios