'Podemos construir juntos un mejor México, sin pleito ni división”, revira líder del CCE a López Obrador

jueves, 3 de mayo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Juan Pablo Castañón, líder de la cúpula empresarial, expuso su rechazo a los señalamientos del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, “contra una minoría rapaz que hace negocios al amparo del poder público”. Sin embargo, también planteó que si López Obrador “quiere construir un México con mejor futuro, tenemos que hacerlo juntos, no podemos hacerlo en el pleito ni en la división social. En el México del siglo XXI no se trata de pelearnos unos con otros los mexicanos, pues estamos para construir juntos. Los que están en la política pública y los que están en el trabajo de todos los días”. Poco antes de su participación en la entrega del Premio Nacional de Política Públicas, organizado por el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) y en el marco del foro True Economic Talk, realizado en un hotel de Polanco, el líder de la CCE, Castañón reviró: “¡Sí! Las agresiones son muy focalizadas contra quienes disentimos y nos denostan, nos llaman privilegiados que quieren manipular, y ¡por favor! Lo único que nosotros queremos es proponer un México de más libertades, y nos ponen calificativos y apelativos que no corresponden y que son indignos, pues ni somos ladrones, ni explotadores, ni privilegiados que sólo abusan. Eso es discriminación también”, devolvió el líder del CCE al político tabasqueño. Previo a ello, el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) publicó un desplegado en distintos periódicos de circulación nacional en el que reprocha al exjefe de gobierno capitalino las “expresiones injuriosas y calumniosas” contra algunos magnates, entre ellos Claudio X. González, Alberto Baillères y German Larrea, quienes –según el presidenciable de Morena– buscaron pactar la declinación de José Antonio Meade para unirse a la campaña de Ricardo Anaya y así poder derrotar a López Obrador. Inmediatamente, el tabasqueño respondió que hay un grupo de empresarios que “se sienten dueños de México” y “promueven y financian la guerra sucia”. “Se sientes los dueños de México, tienen confiscadas a las instituciones. El gobierno está secuestrado por esta minoría rapaz. Es un pequeño grupo que hace y deshace. Son lo que mueven los hilos y ni siquiera dan la cara”, soltó el expresidente nacional de Morena. Castañón contra argumentó: “A nosotros nos demandan inclusión y nosotros estamos haciendo serios esfuerzos para generar inclusión dentro de nuestras empresas, generar más empleos que incluyan las nuevas realidades que tiene la sociedad mexicana, con gran esfuerzo de la reinversión, con un esfuerzo por la modernización, por la tecnología, porque los productos sean competitivos por todo el mundo, eso significa un compromiso por la nación y no se merece ningún empresario comprometido que se le llame ladrón ni que se le llame manipulador”. También dijo que los empresarios son parte de la sociedad, desde los más pequeños hasta los más grandes, pues generan nueve de cada 10 empleos en el país, “formamos parte de la sociedad, junto con nuestros trabajadores, tenemos derecho a opinar y a disentir”. Crisis que debemos superar: Castañón Cuando una reportera preguntó si se reviven los fantasmas del pasado, como en la elección del 2006, cuando el empresariado se lanzó contra López Obrador, el líder del CCE dijo: “Que la sociedad juzgue. Nosotros vamos a seguir pensando en la libertad, en el progreso, en el desarrollo, en las pequeñas empresas. Yo como dirigente del empresariado mexicano represento a miles, a millones de empresarios que todos los días levantan su persiana y que dan uno, dos o tres empleos”. Abundó: “Represento a las personas que están en los puestos de los mercados municipales, a las personas que traen y llevan mercancías y que hacen su esfuerzo todos los días; a las que emprenden y arriesgan y no solamente a los grandes, sino a los más pequeños, que en su libertad están dispuestos a progresar, y esa libertad es la que tenemos que defender y esa libertad es la que quiere México”. –¿Están encendidas las luces de alarma en el empresariado? –se le cuestionó –En este momento tuvimos una crisis en la semana que debemos superar y es un llamado para todos los mexicanos. La división, la discrepancia, el encono social no nos van a llevar al desarrollo. Unamos compromisos y una visión compartida para un México que pueda progresar. Ni nos echemos culpas unos a otros, simplemente que la ley nos ponga en su lugar a quienes están fuera de la ley. Que la ley nos obligue a cumplir la ley y, a quien está fuera de la ley y no ha cumplido con un contrato, pues que tenga consecuencias. De paso, lanzó un mensaje a López Obrador, quien puntea en todas las encuestas electorales: “Si quiere construir un México con mejor futuro, tenemos que hacerlo juntos, no podemos hacerlo en el pleito ni en la división social. En el México del siglo XXI no se trata de pelearnos unos con otros los mexicanos, pues estamos para construir juntos. Los que están en la política pública y los que están en el trabajo de todos los días”. También aseguró que el discurso del político tabasqueño genera incertidumbre en las inversiones. “La desconfianza y la incertidumbre en la discrepancia de alguien que pretenda gobernar, por supuesto que desalienta la inversión si hay desconfianza, necesitamos certidumbre y no es una condición, es una realidad, no se trata de un chantaje mutuo, no se trata de un pleito de buenos y malos, se trata de una unidad de visión hacia el futuro del país”.  

Comentarios