Peña critica a quienes prometen hacer de México 'un paraíso”

miércoles, 30 de mayo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante las próximas elecciones, el presidente Enrique Peña Nieto criticó a los políticos que engañan a la gente con la promesa de hacer de México un “paraíso”, pues un país así, advirtió, “nunca va a existir” si no es mediante el esfuerzo de todos los mexicanos. Dijo: “Nadie vendrá a hacer por nosotros lo que no seamos capaces de hacer por nosotros mismos, lo que no hagamos cada quien en su propio espacio. Es la suma de esfuerzos individuales lo que auténticamente cambia a una sociedad. No es el esfuerzo de un líder, un jefe de Estado, un presidente, un gobernador o un alcalde”. Y agregó: “El México que queremos construir entre todos es un México que lo vamos haciendo todos los días, porque suena muy bonita la retórica de decir vamos a arribar a ese México que todos queremos, y lo pintamos muy bonito, un país que prácticamente será el paraíso. Ese México y esa nación, pues no va a existir”. Peña Nieto recalcó que mejorar la calidad de vida de los mexicanos no depende de las promesas de un líder, sino del esfuerzo y de la contribución que cada uno haga, y además este esfuerzo debe hacerse a diario. Afirmó: “La felicidad se tiene todos los días, la felicidad es una experiencia personal de cada día, donde cada uno encuentra sus espacios de realización personal, de felicidad, de alegría… a veces no de tanta alegría… pero es parte de la vida”. En una reunión con jóvenes de Scholas México, una fundación que encabeza a nivel mundial el Papa Francisco, realizada en el Centro de Alto Rendimiento de la Conade, Peña Nieto agregó: “Como nación nos pasa exactamente lo mismo, cada día cada generación va a tener distintos retos a los que hoy tenemos. Pero cada uno estará contribuyendo un espacio de oportunidad para sus hijos, para la realización propia. Y ahí encontrará al México con el que soñamos”. Como presidente de la República, dijo, no puede por sí solo transformar a la nación, “si la nación no asume su propia responsabilidad”. Y esta nación, concluyó, tiene actualmente 125 millones de habitantes y es el onceavo país más poblado del mundo.