Yunes Márquez, al cobijo de un "ejército burocrático"

sábado, 5 de mayo de 2018
XALAPA, Ver. (proceso.com.mx).- Diversas dependencias del gobierno estatal y los ayuntamientos de Córdoba, Medellín y Boca del Río armaron una eficiente red para el acarreo de casi 15 mil personas al mitin del candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, quien acompañó al aspirante a la gubernatura, Miguel Ángel Yunes Márquez, en el arranque de su campaña. El domingo pasado, las calles Cerrajeros, Donato Casas, Manglar, Vicente Guerrero y Calle 20, aledañas al Dren B, en la colonia Venustiano Carranza de Boca del Río, se convirtieron en el estacionamiento de decenas de unidades y camiones de transporte público urbano de Xalapa que trasladaron al “ejército burocrático”. Los empleados del gobierno que en el pasado fueron “acarreados” a los mítines del exgobernador Javier Duarte –preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, acusado de delincuencia organizada y lavado de dinero--, ese día hicieron la misma función, pero ahora para la coalición Por Veracruz al Frente, integrada por los partidos Acción Nacional (PAN) de la revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC). “Somos empleados de confianza, y del gobierno nos pidieron tiempo para trabajo político-electoral, decir que no es poner en riesgo nuestro empleo”, confió una trabajadora de la Subsecretaría de Gobierno, quien pidió secrecía para evitar represalias. Y revela que a “operadores políticos” que se comprometieron a traer gente de las colonias también se les dio “un estímulo económico”. Desde la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) estatal también se “obligó” a los empleados de confianza –los que ingresaron en el “gobierno del cambio” y los que quedaron del duartismo-- a asistir al mitin en “apoyo” al candidato presidencial Ricardo Anaya Cortés. “No me gustan estas cosas. Venir de acarreada, estar aquí sin ganas de aplaudir, que me quiten mi domingo, pero pues ni modo, no quiere uno arriesgar la plaza laboral”, confió una de las promotoras del programa Veracruz Comienza Contigo. Una semana antes de la asistencia de Ricardo Anaya a Veracruz para mostrar su respaldo al candidato a la gubernatura, Miguel Ángel Yunes Márquez, en Córdoba, la alcaldesa Leticia López Landeros –hermana del diputado federal priista Tomás Landeros-- reunió a sus directores y regidores más cercanos y les dio la siguiente instrucción: “La orden viene de gobierno del estado, tenemos que apoyar al candidato (Anaya) y al hijo de Yunes (el gobernador), pero no sólo con nuestro voto, sino en los recorridos que hagan por la región, en los mítines y en los masivos… hay que echarle ganas en esta elección”. En el mitin del pasado domingo, un centenar de asistentes de Córdoba tuvieron sitio privilegiado en las sillas vip que se colocaron en medio de vallas, apenas abajo del templete principal. Llevaron enormes lonas donde se leía: “Córdoba presente, Por Veracruz al Frente”. El operativo se replicó con empleados de los ayuntamientos de Boca del Río y Medellín, quienes se han quejado de que “son obligados” a asistir a los recorridos vespertinos de los candidatos a diputados federales Mariana Duyanska García, del PAN, y Sergio Gill Rullan, de MC, cuyos viáticos corren por cuenta de los empleados municipales. La situación es igual con los candidatos a senadores, el panista Julen Rementería del Puerto y la perredista Jazmín Copete Zapote. Y hay más. En 2017, en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) estatal se aceitó una maquinaria para regalar 300 mil despensas del programa “Veracruz Comienza Contigo”, y en este 2018, año electoral, se incrementó a 600 mil el apoyo para igual número de familias. El año pasado, la hoy aspirante a senadora y extitular de esa dependencia, Indira San Román, encabezó de forma personal la entrega de miles de despensas. Ahora esa encomienda fue delegada a José Rodrigo Marín, quien incluso “innovó” la forma de repartir los apoyos asistenciales a través de monederos electrónicos –como lo hizo el PRI en el Estado de México--mediante un convenio de colaboración con la tienda Chedraui. El titular de la Sedesol, Rodrigo Marín, incluso presumió que no fue necesaria una “licitación”, pues sólo se trató de 60 mil monederos (de los 600 mil apoyos por año) y no de la entrega de “un bien en especie”. A decir de Marín, no hay una politización del programa Veracruz Comienza Contigo, pues los apoyos se repartieron dentro de los límites que marca la ley por la veda electoral. Entrevistado durante el desfile conmemorativo del Día del Trabajo, dijo que ya había una “suspensión de los apoyos”, por lo que la Sedesol se apegó a lo que marca la ley electoral. “Repito, toda la actividad de la Secretaría de Desarrollo Social se encuentra apagada a lo que marcan las leyes electorales y con total respeto a toda la legislación vigente”, apuntó. En la sinergia gobierno-maquinaria electoral, varios funcionarios de Yunes Linares optaron por “renunciar” a su encomienda de gobierno para apoyar la campaña de Miguel Yunes Márquez. Elías Assad Danini dejó su cargo de coordinador general de Comunicación Social, la noche del sábado 28 de abril, y al día siguiente muy temprano se integró como jefe de prensa del candidato. A principios de marzo, Julen Rementeria del Puerto dejó la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) para presentarse como candidato al Senado y respaldar la campaña del hijo de Yunes Linares. Indira Rosales, extitular de Sedesol, es ahora candidata plurinominal al Senado y se perfila como coordinadora general de la campaña. Y el secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán, continúa moviendo la maquinaria político-electoral a través de su hermano Martín, directivo del PRD. En septiembre pasado, ante el escándalo en redes sociales por el reparto de despensas con el logo “Yunete”, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares separó de su cargo a tres funcionarios estatales que sin su autorización –justificó-- participaron en la distribución de despensas en Coatzacoalcos. Los despedidos fueron Rafael Jesús Abreu Ponce, director de la Comisión del Agua del estado de Veracruz (CAEV) Coatzacoalcos; Ricardo Cabrera, delegado de Patrimonio del Estado en Xalapa, y Mauro Sánchez Pola, exrector de la Universidad Tecnológica del Sureste en Nanchital, quienes, según Yunes Linares, “sin anuencia gubernamental” repartieron apoyos a damnificados por el sismo en Coatzacoalcos, utilizando colores y tipografías similares a partidos políticos. Ante la presión de partidos de oposición y de los medios de comunicación, la Fiscalía General del estado abrió la carpeta 123/2017/EE, aunque nunca se anunciaron sanciones más allá del cese de los funcionarios. Cabe señalar que el pasado 25 de abril, el magistrado del Tribunal Electoral de Veracruz (TEEV) Javier Hernández admitió que el candidato más denunciado ante los órganos electorales es el abanderado de la coalición Por Veracruz al Frente, Miguel Ángel Yunes Márquez, por actos anticipados de campaña, un presunto rebase en el tope de gastos y promoción de su persona desde el gobierno estatal, entre otros recursos de inconformidad promovidos por partidos políticos de oposición. Los candidatos de la coalición Por un Mejor Veracruz (PRI y PVEM), José Yunes Zorrilla, y de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PES), Cuitláhuac García, también tienen quejas, pero en menor grado. Al respecto, el Organismo Público Local Electoral (OPLE) señaló que ha recibido 78 quejas, pero hasta ahora sólo ha turnado 19 al TEEV. Con el cúmulo de denuncias hechas por el PRI y Morena a través de los medios de comunicación, este reportero ha solicitado al vocero priista Miguel Valera copia de las quejas presentadas ante el OPLE y de las denuncias vertidas ante la FGE. Las respuestas han sido intermitentes: “Lo consulto con mi jefe y te aviso”. Hasta ahora, ni la llamada ni los documentos. La misma situación ha ocurrido en Morena. En ruedas de prensa, tanto el candidato a gobernador Cuitláhuac García Jiménez, como el líder estatal de ese instituto político, Manuel Huerta, han amagado con presentar las denuncias correspondientes, sin embargo, no han querido dar testimonios a la prensa de dichas quejas.

Comentarios