Incumplimientos de algunos servidores públicos no deben mermar credibilidad de instituciones: CNDH

martes, 8 de mayo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Recuperar la seguridad en el marco de la ley y del respeto a los derechos humanos es prioridad que exige atención urgente en el país, consideró el ombudsman nacional Luis Raúl González Pérez. Ante ello, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) señaló que la conducta de servidores públicos que se apartan del debido cumplimiento de su deber y de la observancia de la ley no debe mermar la credibilidad ni poner en entredicho a instituciones enteras. Y como ejemplo, apuntó: viola los derechos humanos de los elementos policiales o de cualquier otro cuerpo de seguridad quien los envía a operativos sin entrenamiento y capacitación suficientes, quien los pone en riesgo por no contar con equipo, y quien los hace participar en acciones deficientemente planeadas y organizadas, y no ejerce mando efectivo y adecuado cuando se complican, los abandona y propicia que incurran en excesos en su actuación. Al participar en la presentación del libro Derecho Operacional, coordinado por Alejandro Carlos Espinosa, exinvestigador del Centro Nacional de Derechos Humanos de la CNDH y Comisario de la Policía Federal, González Pérez aseguró que la defensa de los derechos fundamentales no promueve el incumplimiento de la ley o que la misma sea objeto de negociación. Acompañado por el comisionado general de la Policía Federal, Manelich Castilla Craviotto, puntualizó que las autoridades tienen la facultad y obligación de garantizar a la población niveles mínimos de seguridad, y demandó repensar la relación entre sociedad y policías para reconstruirla bajo parámetros de respeto, colaboración y legalidad que contribuyan a la cohesión social y a elevar la calidad de vida de las personas y comunidades, más allá de la disuasión de los ilícitos. “Si una agresión a un elemento policial o de cualquier cuerpo de seguridad permanece impune, es porque la autoridad ministerial no investiga y persigue el delito, por lo cual la omisión o falta de actividad sí puede violar los derechos humanos de servidoras y servidores públicos al negarles su derecho a la impartición de justicia”, sostuvo González Pétez. Celebró que la PF cuente con el Sistema de Desarrollo Policial (SIDEPOL) en el cual los integrantes de esta corporación son capacitados en temas relativos a derechos humanos, perspectiva de género y no discriminación, atención a grupos y personas en situación de vulnerabilidad, principios y adiestramiento relativos al uso de la fuerza; métodos, técnicas y tácticas para el control físico, empleo de armas menos letales, derechos de las y los integrantes de ese cuerpo policial sobre el uso de la fuerza, además de ética y doctrina policial, entre otros.

Comentarios