Exrector de la Universidad de Morelos abandona el debate; el 'Cuau” ni se presentó

miércoles, 20 de junio de 2018
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El exrector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Jesús Alejandro Vera Jiménez, candidato a gobernador por Nueva Alianza, se retiró del segundo debate oficial entre aspirantes a la gubernatura, “en señal de protesta” porque las campañas electorales “no incorporan la agenda de las víctimas”. El segundo encuentro oficial entre abanderados se llevó a cabo en las instalaciones del Instituto Morelense de Radio y Televisión. Sólo acudieron siete de los ocho candidatos, pues Cuauhtémoc Blanco Bravo, de la coalición Morena-PES-PT, no asistió, pues lo consideró “a modo” para atacarlo y “ponerle trampas”. Durante su primera participación, Vera Jiménez declaró su “solidaridad con las familias de los 114 candidatos y varios centenares de activistas asesinados en el país en el transcurso de este proceso electoral. Mi exigencia para que en los municipios y distritos en donde fueron asesinados se suspendan las elecciones hasta que se esclarezcan los crímenes y se reestablezca el estado de derecho”. También dijo que en “muchos lugares” del país “ya se perdieron las libertades democráticas y se está imponiendo la racionalidad de la violencia para que se elijan autoridades que no responden a los intereses de los ciudadanos, sino de aquellos que los vulneran y llenan de miedo”. Luego lamentó que como candidatos “no seamos capaces de darnos los espacios para debatir en términos de la complejidad de la problemática, y nos concretemos a segmentar la realidad para responder a simples preguntas que encierran una concepción ideológica que, en muchos de los casos, son antagónicas a la plataforma ético-política, de la que se desprenden las acciones de mi propuesta de gobierno”. Por ello, el exrector de la UAEM reprochó que “en este debate no se considere la atención a las víctimas de la violencia y la delincuencia ni los procesos de pacificación en los ejes temáticos del desarrollo social. Más aún, que en el foro convocado por el Consejo Ciudadano, se me haya acusado de faltar al respeto por poner estos temas en el centro del debate”. Y siguió: “Ante la tragedia humanitaria que amenaza con destruir el sistema social, es dramático que las campañas políticas se hayan reducido a una estrategia de mercadotecnia, que se ha constituido en la industria de la mentira electoral para encubrir la realidad, distorsionar las conciencias y manipular la conducta de los ciudadanos y los pueblos”. Por ello, “con profundo respeto y en señal de protesta, he tomado la decisión de no participar en este evento, y no suscribir el acuerdo de civilidad con aquellos que han violentado los derechos humanos y corrompen la convivencia democrática. Citando a Rosario Castellanos, les digo ¡basta! y, como el absurdo es intolerable, yo me voy de aquí”. Ante el azoro de sus seis adversarios, Vera Jiménez se levantó y salió. Antes todavía respondió a una pregunta de una de las moderadoras: “Doctor, ¿se retira de la contienda o del debate”. “Sólo del debate”, aseguró el exrector. Los demás candidatos quedaron sorprendidos por unos instantes, y luego continuaron el debate, en el que insistieron en sus propuestas sobre seguridad, desarrollo económico, entre otras. Los candidatos que se quedaron fueron Rodrigo Gayosso Cepeda, hijastro de Graco Ramírez y candidato del PRD-PSD; Víctor Manuel Caballero Solano, del PAN-Movimiento Ciudadano; Jorge Meade Ocaranza, del PRI; Nadia Luz María Lara Chávez, del Verde Ecologista; Mario Rojas Alba, del Humanista, y el independiente Fidel Demédicis Hidalgo.