Morena diseñó esquema ilegal de financiamiento, hay 46 mdp de procedencia desconocida: PRI

miércoles, 20 de junio de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En la sesión de este miércoles, la representación del PRI ante el Consejo General del INE acusó a Morena de haber diseñado un esquema ilegal de financiamiento paralelo para configurar el fideicomiso Por los Demás, promesa de Andrés Manuel López Obrador para entregar apoyos a los damnificados del sismo del 19 de septiembre pasado. Según el PRI, lo que debió ser una donación de parte de los recursos que Morena recibió por parte del Estado para la campaña electoral de López Obrador, como el mismo tabasqueño habría prometido, terminó siendo un fideicomiso privado con aportaciones prohibidas de decenas de millones de pesos en efectivo, donativos por parte de empresas y desvío de recursos públicos. “Mediante la promoción de este fideicomiso, se hace creer que habrá recursos de Morena destinados para beneficiar a los damnificados de los sismos. Nos preocupa que López Obrador y Morena se aprovechen de esta circunstancia dolorosa para México y bancaricen financiamiento de procedencia desconocida y desvíen recursos (…) El fideicomiso es un instrumento de opacidad y de financiamiento ilegal, en el cual las personas que distribuyen y gestionan los recursos son militantes y dirigentes de Morena”, acusó el priista Emilio Suárez Licona. Según Suárez Licona, la autoridad electoral cuenta con evidencia de las “irregularidades sistemáticas” en las que incurrió Morena, involucrando aportaciones prohibidas por la ley que calificó de “graves” e “inadmisibles”, por lo que exigió que se sancione al partido del tabasqueño. En tanto, la diputada priista Mariana Benítez, consejera del Poder Legislativo ante la autoridad electoral, reveló que había tenido acceso al expediente de la investigación que el INE inició por este asunto, y apuntó: “Esto debería escandalizar a todo México. Tenemos el reporte de más de 46 millones de pesos en efectivo. No sabemos quiénes son los donantes. Y hay reportes de que hay cuentas del Poder legislativo de Zacatecas que aportaron a ese fideicomiso; de empresas, y eso está prohibido. “También tenemos el reporte de que se emitieron 71 millones de pesos cobrados con cheque de caja a 61 personas. Y qué creen, que esas personas no son damnificados, resulta que son militantes y operadores de Morena. No lo estoy diciendo yo. Está en el expediente del INE”, dijo la diputada del PRI. “Ataque mediático” A estas acusaciones respondió el representante de Morena, Horacio Duarte, quien destacó que fueron hechas fuera del orden del día, distorsionando información con fines electorales y en violación del principio de secrecía al que están obligadas las partes que tienen acceso a los expedientes de una investigación en curso. Luego deslindó a su partido de las acusaciones recibidas y advirtió que no eran más que un ataque mediático: “Ustedes son el partido más corrupto en la historia del país. No tienen vergüenza, son unos cínicos, unos truhanes y unos sinvergüenzas en venir a plantear, a querer confundir en un tema de un informe, meter lo de un procedimiento de investigación. “Me parece que eso es lo que los tiene sumidos en el descrédito. La corrupción de todos sus exgobernadores, la corrupción de Peña Nieto; eso es lo que echa por la borda sus dichos, su intento de generar una nota”, dijo Duarte. El morenista continuó recordando múltiples casos de corrupción del PRI, calificó de “patadas de ahogado” la descalificación al donativo de su partido a los damnificados y, por su parte, exigió también al INE una sanción al partido oficial por revelar información contenida en el expediente de la investigación. “Nosotros nos ajustaremos, aportaremos nuestra defensa, nuestras pruebas. Si nos da la razón la autoridad, qué bueno. Y si no, pues nos defenderemos”, concluyó. Finalmente, intervinieron los consejeros electorales. Claudia Zavala se dijo sorprendida por la intervención del PRI y llamó la atención a sus representantes, mientras que el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, advirtió que no se dejarían influenciar por presiones con fines electorales. “Los tiempos con los que se actúa son tiempos marcados por la complejidad de las investigaciones y por el apego a los principios de certeza y de exhaustividad. Esta institución no va a acelerar los tiempos ni a retardar los tiempos a partir de algún tipo de valoración política. “Así que cualquier presuposición de que la actuación de la autoridad electoral tiene algún tipo de finalidad política es, desde mi punto de vista, absolutamente inaceptable. El Instituto Nacional Electoral reitera de cara a todos los actores políticos que no va a jugar con los tiempos ni en favor ni en contra de ningún actor político”, fueron sus palabras.

Comentarios