En seis estados, gobernadores usan coyuntura electoral para repartir tarjetas 'rosas”: Verificado 2018

jueves, 21 de junio de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En al menos seis estados, los gobernadores han aprovechado la coyuntura electoral para lanzar programas sociales de repartición de recursos a través de tarjetas “Rosas”, como las que distribuyó Alfredo del Mazo en la contienda por la gubernatura de Estado de México en 2016, según investigó Verificado 2018. La iniciativa de periodismo en la que participa Proceso, enlistó las entidades y las fechas en las que iniciaron el lanzamiento de tarjetas “Rosas” y los comparó con los puestos de elección que en cada estado se decidirán este 1 de julio. Los resultados de este ejercicio fueron que, en Campeche, Chiapas, Coahuila, Estado de México, Oaxaca y Veracruz coincidieron los procesos electorales internos con el programa de lanzamiento de las tarjetas por parte de las autoridades locales. Estos son algunos ejemplos: En marzo de este año, el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, anunció la llegada del “Salario Rosa” en dicha en entidad. Según dijo, en su primera etapa el programa beneficiará a cuatro mil mujeres con una aportación mensual de mil 500 pesos. Si bien en Campeche no hay elección a gobernador, los campechanos votarán por senadores, diputados federales y locales, ayuntamientos y juntas municipales. En el mismo mes, en Coahuila el gobernador, Miguel Ángel Riquelme, entregó las primeras tarjetas llamadas “Fuerza Rosa” que comprometió para las mujeres de todos los municipios. El funcionario aseguró que las tarjetas no contarán con apoyos económicos antes de la elección, sino sólo descuentos y preferencias en programas de la administración estatal. En este estado se votará para elegir senadores, diputados federales, ayuntamientos, síndicos y regidores. Oaxaca también comparte el mismo patrón, pues su gobernador, Alejandro Murat, anunció en marzo pasado la implementación del programa “Salario de Mujer”, con el que se podrán beneficiar hasta 12 mil 500 mujeres con un apoyo de mil pesos bimestrales. Además de las votaciones a presidente, senadores y diputados federales, los oaxaqueños elegirán diputados locales, ayuntamientos y concejales en este proceso electoral. Otro caso representativo es el de Veracruz, donde contiende Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del actual gobernador Miguel Ángel Yunes, quien entregó la tarjeta “Mi Chedraui”, como parte del programa “Veracruz Comienza Contigo”. Como parte del ejercicio, Verificado 2018 consultó a tres especialistas para conocer si la puesta en marcha de estos programas podría o no interpretarse como “clientelismo electoral”. Las opiniones fueron encontradas porque, si bien existe una sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) con la que se determina que repartir propaganda en forma de tarjetas no es ilegal, “pues se trata de propaganda que presenta un programa que será instrumentado como política pública”, los investigadores Javier Martín Reyes y Joy Langston, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), coincidieron en que el fin último de las tarjetas son los votos. Las tarjetas se utilizaron en las elecciones para las gubernaturas del Estado de México y Coahuila en 2016. En las primeras, el candidato del PRI, Alfredo del Mazo, repartió los plásticos “Salario Rosa”, con los que prometió entregar un apoyo bimestral de dos mil 400 pesos a mujeres dedicadas al trabajo del hogar en situación de pobreza. En Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, también candidato del PRI, repartió tres tipos de tarjetas para mujeres, ciudadanos y estudiantes. En la actualidad, ambos son gobernadores de sus entidades.