Patrulla Fronteriza detiene a dos periodistas mexicanos y les cancela sus visas

miércoles, 27 de junio de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Dos periodistas mexicanos que cubrían la separación de menores de sus familias en Estados Unidos por la política “cero tolerancia” del gobierno de Donald Trump fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza, para luego suspenderles sus visas de ingreso a ese país. Los periodistas free lance Herica Martínez Prado y Luis Christian Torres Chávez fueron detenidos el 18 de junio cuando fotografiaban las condiciones de los menores migrantes desde la frontera en Ciudad Juárez, Chihuahua. Martínez, colaboradora de la agencia de noticias France Press (AFP) y del periódico El Heraldo de México, y Torres, fotógrafo de la agencia china Xinhua, fueron acusados de haber entrado ilegalmente al territorio estadunidense y llevados a instalaciones de esa fuerza policial en Texas, donde quedaron detenidos durante 16 horas. Fueron liberados al siguiente día sólo después de que firmaron su “deportación voluntaria”. En los próximos cinco años no podrán viajar a Estados Unidos. La Patrulla Fronteriza detuvo a los periodistas cuando tomaban fotografías del centro de detención temporal para menores migrantes ubicado en Tornillo, Texas, que hace frontera con el Valle de Juárez, Chihuahua. Los periodistas estaban trabajando detrás de una malla que ellos pensaban marcaba el límite entre los dos países. Pero los patrulleros les dijeron que “cruzaron el río”, que en ese momento ni siquiera se distinguía como cauce. “Nuestro interés era comprobar que los menores estaban siendo detenidos, que los tenían solos, bajo carpas y lejos de sus padres”, relata Herica Martínez, ganadora del Premio Nacional de Periodismo en 2015 por su cobertura del narcotráfico en Juárez. Durante los últimos años, ambos periodistas han retratado el muro y la malla fronteriza en las zonas de Anapra, en Ciudad Juárez, en la frontera con Sunland Park, Nuevo México, así como en el ejido de San Jerónimo, municipio de Juárez, en la frontera con Santa Teresa, Nuevo México. “En esos lugares, el muro o la malla divide a los dos países. Por eso es que estábamos en el lugar en el que nos detuvo la Policía Fronteriza de Estados Unidos”, explica la fotorreportera. A pesar de que se identificaron como periodistas, Martínez y Torres fueron llevados a tres diferentes estaciones de la Policía Fronteriza, hasta que al día siguiente fueron liberados, pero en condición de deportados, sin que puedan ingresar a ese país en los próximos cinco años.