'Mamá Rosa”, fundadora del polémico albergue La Gran Familia, fallece de un derrame cerebral

domingo, 3 de junio de 2018
ZAMORA, Mich. (proceso.com.mx).- Rosa Verduzco, conocida como Mamá Rosa, quien era la responsable del albergue infantil La Gran Familia en Zamora, murió hoy en la Ciudad de México. Verduzco, de 84 años, falleció aproximadamente a las 14:o0 horas a causa de un derrame cerebral en el Instituto Nacional de Cardiología. Las autoridades del ayuntamiento informaron que Mamá Rosa permaneció hospitalizada durante más de dos semanas, tras serios problemas de salud en los últimos cinco años. Verduzco fue tristemente célebre en julio de 2014 cuando se descubrió que en el albergue ubicado en Zamora vivían más de 500 niños en condiciones infrahumanas, donde había maltrato infantil, encarcelamiento en el llamado Pinocho, violaciones, privación de la libertad porque no podían salir del albergue, explotación, hacinamiento y una serie de irregularidades más. En contraparte, varios adultos defendieron a Mamá Rosa, ya que siendo huérfanos o abandonados por sus padres lograron salir adelante; algunos estudiaron en instituciones superiores y otros se capacitaron para el trabajo. Varios de los viejos egresados declararon que lograron escapar de ese lugar donde, según ellos, vivieron una verdadera pesadilla. De ocho personas detenidas en el operativo efectuado en 2014, sólo dos fueron consignadas, algunos menores fueron entregados a sus padres y otros a los albergues del DIF. En 1973, la Gran Familia se constituyó como asociación civil y quedó a la cabeza Rosa del Carmen Verduzco. A partir de esa fecha miles de niños y adolescentes pasaron por ese albergue. Alcaldes, gobernadores y políticos importantes reconocieron la labor de Mamá Rosa, a quien le dieron importantes donaciones económicas. Tras el escándalo de 2014 el albergue fue cerrado. Verduzco desapareció del plano y nunca fue encarcelada, pero no sólo quedó en entredicho su labor sino también el papel que jugaron alcaldes, gobernadores y “padrinos” como Vicente Fox y Felipe Calderón que le rindieron reconocimiento. La Jefa, como también la llamaron los integrantes de La Gran Familia, inició su trabajo de atender a niños desprotegidos desde 1947, cuando contaba con 13 años, hasta 2014 cuando un operativo de la Procuraduría General de la República (PGR) intervino el inmueble donde residía con los menores bajo su cuidado y personal de apoyo. Para algunos, Rosa Verduzco fue artífice y cómplice de  múltiples casos de abusos hacia infantes y jóvenes desprotegidos y vulnerables; para otros, un alma caritativa que invertía su tiempo y sus recursos en el cuidado de seres humanos olvidados por la sociedad. La autoridad dictaminó que Mamá Rosa era inimputable, en tanto que sólo dos de ocho personas detenidas en el operativo efectuado en 2014 fueron consignados; en tanto, los menores que residieron bajo su techo retornaron con sus padres, en los casos donde éstos lograron acreditar la filiación, o fueron acogidos en el sistema estatal para niños vulnerables.