A pocas horas de las elecciones, aflora violencia en Tabasco

sábado, 30 de junio de 2018
VILLAHERMOSA, Tab. (proceso.com.mx).- A menos de 24 horas de la jornada electoral del domingo 1 de julio, la violencia política asoma su rostro en Tabasco con saldo de un muerto, un vehículo quemado y policías municipales desarmados por mandos estatales para garantizar la seguridad pública, en tres hechos distintos. La tarde de este sábado, el alcalde perredista con licencia del municipio de Huimanguillo y candidato a reelegirse en el cargo, José Sabino Herrera Dagdug, lamentó los hechos ocurridos en la comunidad de Tenerife, “donde las cosas se salieron de control y una persona perdió la vida, durante un enfrentamiento con simpatizantes de nuestro partido, pero esto sigue y nosotros seguimos hasta las últimas consecuencias. ESTA ELECCIÓN ES NUESTRA”, escribió en su cuenta de Facebook. El enfrentamiento ocurrió entre seguidores de José Sabino y los de Minés de la Fuente, candidata del PRI a la alcaldía de Huimanguillo, esposa de Gerald Washington Herrera, quien ya fue presidente municipal y primo del alcalde con licencia que busca la reelección. En redes sociales se difundieron fotos en las que se aprecian, además del muerto, otras personas con heridas de balas. La trifulca continúo en céntricas calles de Huimanguillo, donde presuntos simpatizantes de José Sabino, que viajaban en una camioneta Dodge color blanca, rompieron vidrios de un vehículo que conducía Gerarld Washington, quien persiguió a los agresores, los alcanzó, se atrincheraron dentro de la unidad pero lograron huir. Los seguidores de Minés de la Fuente, que acompañaban a su esposo Gerarld Washington, poncharon las llantas de la camioneta y pidieron la intervención de la Fiscalía General del Estado (FGE). Ante los disturbios, comerciantes del centro de Huimanguillo cerraron sus negocios. En noviembre de 2006, fue ejecutado en su rancho el entonces alcalde perredista de Huimanguillo, Walter Herrera Ramírez, padre de José Sabino Herrera Dagdug. Queman camioneta en Tacotalpa En el municipio de Tacotalpa, que colinda con el estado de Chiapas, un grupo de encapuchados interceptó al equipo de campaña del candidato del Partido Movimiento Ciudadano (PMC) a la alcaldía, Ricki Arcos Pérez, incineró una camioneta y destrozó otro vehículo. El área jurídica del candidato informó que el atentado ocurrió alrededor de la medianoche del viernes en la comunidad de Xicoténcalt, cuando un grupo de encapuchados interceptó a integrantes del equipo de campaña y, tras agredir físicamente a varios de ellos, quemaron una camioneta Nissan que conducían, mientras que a otra le destrozaron parabrisas y poncharon las llantas. Cobarde agresión, “que puso en riesgo la vida de varios de los integrantes del equipo de apoyo del abanderado Ricki Arcos Pérez”, deploró a través de un comunicado. Manifestó que se interpuso demanda en contra de quien o quienes resulten responsables y condenó enérgicamente el atentado, “en contra de la cultura democrática que los habitantes de este municipio han decido adoptar, con el firme deseo de jubilar, de una vez por todas, los nefastos cacicazgos y darle la bienvenida a una mayor participación de la ciudadanía en las decisiones colectivas”. Asimismo, exigió al gobierno del estado y municipal, así como a las autoridades electorales, tomar cartas en el asunto para garantizar al pueblo de Tacotalpa, así como a todos los aspirantes a diversos cargos de elección popular, que los comicios se celebrarán en paz y civilidad política. El municipio de Tacotalpa es gobernado por el alcalde priista, Efraín Narváez Osorio. Desarman a policías de Nacajuca Por su lado, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) desarmó a la policía del municipio de Nacajuca y asumió el mando, ante el riesgo de violencia durante los comicios del domingo. La SSP informó que para garantizar el orden y la seguridad durante el proceso electoral, el Grupo de Coordinación en el que participa el gobierno federal y estatal, así como la Fiscalía General del Estado, realizó un operativo de desarme de los policías municipales. Lo anterior, “en virtud de hechos fundados en donde se advierte actuaciones que pudieran representar un riesgo para la paz y tranquilidad de la citada demarcación”. Explicó que bajo el principio del pleno derecho que tiene la ciudadanía a tener una jornada electoral tranquila, se llevó a cabo el aseguramiento de armas de fuego y trasladadas a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de acuerdo a los protocolos establecidos. La seguridad quedó a cargo de la SSP para garantiza a la ciudadanía, “el desarrollo de una jornada electoral en plena tranquilidad”. Trascendió que la acción de la SSP fue en respuesta a la supuesta orden del alcalde panista, Francisco López, para que la policía municipal operara en favor de su esposa Socorro Chaires Caldera, candidata del PVEM para relevarlo en el cargo. Incluso, un grupo de simpatizantes de la candidata Chaires se manifestó frente al palacio municipal de Nacajuca en repudio a la presencia de los elementos de la SSP que asumieron el mando policial.