'No veo ni fracaso de la estrategia ni derrota total”, dice Castañeda, coordinador de campaña de Anaya

miércoles, 6 de junio de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese a que prácticamente todas las encuestas registran una victoria de Andrés Manuel López Obrador por amplio margen, el coordinador estratégico de la campaña de Ricardo Anaya, Jorge G. Castañeda, rechazó asumir la derrota y el fracaso de su estrategia. “Yo no veo ni ese fracaso de la estrategia ni esa derrota total”, afirmó y desmintió versiones que lo excluyen del equipo de campaña del panista. “No soy un holograma”, rebatió en conferencia de prensa. “Junto con mi desaparición, lo de la completa derrota creo que los dos son mitos geniales, como decía el clásico. Yo no veo ni lo uno ni lo otro. No he desaparecido y no veo esa derrota”, redondeó el excanciller. Al agradecer a un grupo de viejos militantes del PAN –algunos de los cuales ya ni lo son–, su llamado a los ciudadanos a votar por Anaya ante el proyecto de “mesianismo desgarrador” de López Obrador, Castañeda acusó que existe un “pacto de impunidad” del candidato de Morena con el presidente Enrique Peña Nieto. “¿Por qué digo que hay un pacto? Porque hay un pacto”, afirmó al aludir al libro “El amasiato, el pacto secreto Peña-Calderón y otras traiciones panistas”, que documenta la colusión de Peña Nieto y Felipe Calderón en las elecciones de 2006 y 2012. “El mismo pacto de impunidad que hubo, en efecto, entre Peña Nieto y el presidente Felipe Calderón lo está habiendo ahora”, expresó, al recordar los elogios de la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, sobre el exprocurador priista Raúl Cervantes, y el pronunciamiento del tabasqueño para respaldar al actual mandatario federal hasta el último día de su administración. “Y si mañana le declara la guerra a Belice, ¿también lo va a respaldar? ¿Pase lo que pase? Ese es un pacto de impunidad que yo creo que ya existe entre ellos”, puntualizó. Junto con el coordinador político de la campaña, Santiago Creel, y el vocero Rubén Aguilar, Jorge Castañeda dio la bienvenida a un grupo de panistas “de viejo cuño” para apoyar a Anaya, entre ellos, Manuel y Juan Pablo Gómez Morín, nietos del fundador del PAN, Manuel Gómez Morín, y ocho de los 19 gobernadores que ha tenido ese partido. Aunque Ernesto Ruffo fue el primer gobernador del PAN, fue Carlos Medina Plascencia, interno en Guanajuato, quien leyó un llamado a la ciudadanía para que vote por Anaya y la coalición que encabeza con el PRD y MC. Junto a ellos aparecieron Ana Teresa Aranda, excandidata del PAN a gobernadora de Puebla, y el exdiputado Rogelio Sada Zambrano, quienes renunciaron a ese partido, así como los exlegisladores Margarita Pérez Gavilán, Rocío Morgan y Carlos Arce. El único expresidente del PAN que estuvo presente y que firmó el pronunciamiento fue Luis Felipe Bravo Mena, quien minimizó que no apoyen a Anaya los dos únicos expresidente panistas Vicente Fox y Calderón Hinojosa. Aunque no estuvieron presentes, también suscribieron el pronunciamiento los exgobernadores Francisco Barrio, Juan Carlos Romero Hicks, Patricio Patrón, Felipe González, Ignacio Loyola y Alejandro González Alcocer. Sin embargo, no se adhirieron al pronunciamiento exgobernadores como Francisco Garrido Patrón –de quien Anaya fue secretario particular en su sexenio–, Alberto Cárdenas, Guadalupe Osuna Millán y Juan Manuel Oliva, quienes apoyaron a Margarita Zavala. Tampoco otros como Emilio González Márquez, Francisco Ramírez Acuña y Rafael Moreno Valle, cuya esposa es candidata a gobernadora de Puebla.

Comentarios