En la 'ruta de la muerte” de Guerrero, AMLO arropa a Nestora Salgado y llama a un pacto por la paz

viernes, 8 de junio de 2018
TLAPA, Gro. (apro).- El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, recorrió el jueves la "ruta de la muerte", el dolor, la pobreza y marginación que abarca los municipios de Tlapa, Chilapa y Chilpancingo, en la convulsionada región Centro y Montaña de la entidad. Durante los mítines realizados en plazas abarrotadas, López Obrador se enfocó en señalar que la violencia no se resuelve con el uso de la fuerza y planteó atender las causas de este problema, así como generar fuentes de trabajo y atender a los jóvenes al garantizar su derecho a la educación. Enseguida, lanzó su propuesta de “becarios sí, sicarios no” en una entidad que ocupa a nivel nacional, los primeros lugares en homicidios dolosos, desaparición de personas, expulsión de mano de obra, marginación y pobreza. El primer acto de campaña de Obrador se realizó cerca del mediodía de ayer en el centro de Tlapa, lugar considerado como El Corazón de la Montaña de Guerrero, donde la población, que en su mayoría es indígena y se caracteriza por la pobreza y marginación, contrasta con la riqueza de políticos acusados por presuntos actos de corrupción y nexos con la delincuencia. En este lugar, el aspirante presidencial planteó la necesidad de rescatar el campo y revertir los efectos de la migración en esta zona de la entidad, donde familias completas de guerrerenses indígenas se van al extranjero en busca de empleo o como jornaleros agrícolas en otras entidades del país. En la plaza abarrotada, la multitud exigió justicia por el caso Ayotzinapa y el crimen del estudiante Antonio Vivar, asesinado por agentes federales el 7 de junio de 2015 durante un desalojo de integrantes del Movimiento Popular de Guerrero (MPG), cuando demandaban la cancelación de los comicios electorales de hace tres años en la entidad. También, los militantes de Morena abuchearon al líder nacional del PT, Alberto Anaya y criticaron la actitud del ex alcalde de Tlapa y actual dirigente estatal del PT, Victoriano Wences, quien busca nuevamente la alcaldía y es señalado de orquestar la ruptura de la alianza con Morena en la entidad porque es aliado del PRI y el gobernador Héctor Astudillo. En respuesta, López Obrador -enfundado en un gabán de elaborado por las manos de artesanos del municipio indígena de Malinaltepec-, exigió a los dirigentes del PT que dejen el sectarismo y antepongan los intereses del proyecto de nación que encabeza a las motivaciones personales. Posteriormente, cerca de las 16:30 horas, el candidato se dirigió por carretera a la ciudad de Chilapa, lugar colapsado por la confrontación que mantienen bandas crimínales por el control de las zonas de producción y trasiego de heroína donde han sido asesinadas y desaparecidas decenas de mujeres y hombres jóvenes. En la plaza de Chilapa, López Obrador abordó directamente el tema de la violencia que azota la entidad y el país. Al respecto, dijo que la iglesia católica y evangélica han realizado “un buen trabajo por la paz” en Chilapa y Guerrero. Por ello, convocó a clérigos, docentes y toda la sociedad a asumir un pacto por la paz para enfrentar aplicando justicia, el grave problema de violencia, impunidad y corrupción institucional que se vive en el país. En respuesta, la multitud gritó: “Abrazos, no balazos” en este lugar asfixiado por la narcoviolencia. Mientras en la plaza Primer Congreso de Anáhuac de Chilpancingo, la candidata al Senado por Morena y dirigente de la policía comunitaria de Olinalá, Nestora Salgado García reapareció públicamente tras los señalamientos que hizo el candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade. Al respecto, López Obrador arropó a Salgado García, argumentando que a los luchadores sociales “les fabrican delitos”. En el mitin de Chilpancingo, el candidato presidencial evocó el postulado del cura José María Morelos y Pavón, quien promulgó en la iglesia de Santa María de la Asuncion de esta capital, los Sentimientos de la nación. Asumió el compromiso de revertir los efectos de la corrupción, replicó su crítica contra el sectarismo de los dirigentes estatales del PT y convocó a la sociedad a asistir al cierre de su campaña que se realizará en el estadio Azteca.