Investigación por avionazo en Durango 'llevará meses”, advierte director general de Aeroméxico

miércoles, 1 de agosto de 2018 · 21:00
DURANGO, Dgo. (apro).- Aunque las cajas negras del Embraer 190 de Aeroméxico siniestrado el martes pasado fueron localizadas intactas, la investigación que explique las causas del accidente “llevará meses, admitió el director general de Aeroméxico, Andrés Conesa. En rueda de prensa realizada en esta ciudad, Conesa Labastida destacó el trabajo de todos los involucrados en el rescate de los 99 pasajeros de la aeronave, confirmando además que la gran mayoría de ellos ya fueron dados de alta. Fue insistente en lo extraordinario del suceso, y evitó hacer hincapié en algunas de las probables causas expuestas de manera preliminar por algunas autoridades, tales como las condiciones climáticas de la zona al momento del despegue. Incluso, eludió opinar sobre el desempeño de la torre de control, que autorizó el despegue en medio de condiciones aparentemente adversas. Y agregó que entre los lesionados que seguían hospitalizados este miércoles (menos de 30) no había necesidad, por el momento, de traslado a otros sitios del país o el mundo para atención especializada. No obstante, adelantó que se mantendrán atentos, principalmente, con quienes sufrieron quemaduras, por si es necesario realizar la recuperación en el extranjero, explicando que ya se tiene un acuerdo con un hospital de Galveston, Texas. Ricardo de la Cruz, director general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, confirmó que Carlos Galván Mayrán, piloto de la aeronave --señalado como el más grave de los lesionados--, fue intervenido quirúrgicamente con éxito, cirugía de la que está en franca recuperación. La intervención, relató antes el secretario de Seguridad Pública, Javier Castrellón Garza, implicó una operación en la columna vertebral, de la cual salió ya con sensibilidad en las extremidades, misma que se había perdido parcialmente tras el accidente. Y fue reiterativo en la inexistencia de precedentes de este tipo, en el que las posibilidades de que no hubiese fallecimientos eran mínimas. Sin embargo, ocurrió. El gobernador José Rosas Aispuro Torres confirmó que la emergencia por el accidente se declaró concluida, aunque dijo que todo el gabinete está instruido para atender a los ocupantes de la aeronave en lo que se recupera la documentación dañada con el accidente. Aeroméxico, por su parte, confirmó la reservación de 140 habitaciones de hotel para familiares y víctimas del incidente, la mayoría en hoteles de cuatro y cinco estrellas. Además, cuatro hospitales privados fueron destinados también a atención médica especializada, en caso de ser necesaria.