Nuevo gobierno de AMLO debe impedir la sobreexplotación de acuíferos, advierte ONG

domingo, 19 de agosto de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Para garantizar el derecho al acceso al agua para uso personal y doméstico antes de concesionar su extracción a particulares, la administración del próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador debe impedir la sobreexplotación de los mantos acuíferos en el país, advirtió el Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero”. A través de un boletín fue informado que hay 105 acuíferos sobreexplotados, indicó su presidente, José Antonio Lara Duque. El abogado recordó que la presente administración federal (de Enrique Peña Nieto) modificó el “estatuto de las vedas existentes sobre 40% de las cuencas del país, —que contienen 55% de las aguas superficiales de la nación— y eliminó la prohibición que había para la entrega de permisos de extracción de agua en las cuencas, con el pretexto de que servirían para establecer reservas de agua para áreas naturales protegidas y la naturaleza para los próximos 50 años”. “Si bien los Decretos de manera directa no privatizan el agua de las cuencas mencionadas, con esta modificación legal se abre la posibilidad para que sea concesionada y con ello negar el derecho al agua a cientos de comunidades y millones de mexicanos”, advirtió. El coordinador del CDHZL explicó que en México se extrae 60% más agua de la que se infiltra a los acuíferos, por lo que el 16% de estas reservas subterráneas ya presentan condiciones de “franca sobreexplotación”; 40% están contaminados con tóxicos altamente dañinos (incluso radioactivos); otro 18% se ha contaminado por infiltración salina, y 191 cuerpos de agua superficiales (ríos, lagos, lagunas) se consideran en serio proceso de deterioro. Ante este panorama, el abogado recordó que Auditoría Superior de la Federación (ASF), como parte de una ejercicio aplicado a la Comisión Nacional del Agua, dio a conocer que la sobreexplotación de mantos acuíferos pasó de 32 en 1975 a 105 en 2016, de tal manera que 37% del agua que se utiliza es extraída del subsuelo y el 80% del recurso de buena calidad se encuentra en los acuíferos. Lara Duque indicó que entre las causas que generan la sobreexplotación del líquido se encuentran graves deficiencias en la administración de las aguas subterráneas por parte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua). Por ejemplo, en 371 de los 653 acuíferos del país no se evaluó la calidad del agua, por lo que se desconoce la condición de esos cuerpos hídricos; solamente se vigilaron las extracciones del subsuelo del 1.7% de los 275 mil 300 concesionarios registrados. Además, no se inspeccionaron las descargas de aguas residuales en cinco de cada seis acuíferos.

Comentarios