Altos Hornos admite entrega de 3.7 mdd a offshore de Odebrecht usada para sobornos

martes, 21 de agosto de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Altos Hornos de México (AHMSA) reconoció y justificó las transferencias por un total de 3.7 millones de dólares realizadas a las cuentas bancarias de Grangemouth Trading Company, firma offshore creada por la constructora Odebrecht para repartir cientos de millones de dólares en sobornos a la élite política de América Latina, con un contrato firmado antes incluso de que Grangemouth fuera creada. Tras el reporte difundido por Quinto Elemento Lab, la acerera Altos Hornos reconoció que entre febrero y marzo de 2014 realizó transferencias a la cuenta número 244087 que tiene Grangemouth en el Meinl Bank, en el paraíso fiscal de Antigua, para dar cumplimiento a un contrato “para asesorar en la búsqueda, selección evaluación y cotización de equipos en Europa y Asia”, así como la supervisión de la fabricación de la maquinaria, entre otras tareas. Las transferencias de Altos Hornos de México a Grangemouth Trading iniciaron el 17 de febrero de 2014, un mes después de que Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció la compra de una “planta chatarra” de fertilizantes propiedad de Altos Hornos a cambio de 275 millones de dólares. De la cuenta de Grangemouth Trading a la que Altos Hornos envió los 3.7 millones de dólares salieron también los cinco millones de dólares transferidos a Zecapan SA, la offshore en donde presuntamente se depositaron los sobornos dirigidos a Emilio Lozoya Austin, exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), según declararon bajo juramento ante la justicia brasileña tres de los más prominentes exejecutivos de Odebrecht involucrados en la mayor trama de corrupción en la historia del continente. El lunes pasado, Lozoya Austin negó “rotundamente” tener relación de negocios con directivos o propietarios de Altos Hornos de México SA (AHMSA) o “haber recibido pagos o dinero” de esa empresa acerera. “Afirmar esto sería otra vez calumniar”, respondió el exfuncionario a Quinto Elemento Lab a través de su abogado Javier Coello Trejo. Sin embrago, en un comunicado difundido tras el informe de Quinto Elemento Lab, sobre los sobornos a políticos, Altos Hornos afirmó que el pago se “efectuó en tres parcialidades y en la institución bancaria indicada por Grangemouth y la operación comercial, con sus procesos inherentes, y se encuentra plenamente documentada”. Añadió que con base en un “contrato firmado en enero de 2013, Grangemouth participó como gestor internacional en un proyecto de expansión de las siderúrgicas en Monclova”, Coahuila. Sin embargo, en enero de 2013 la firma de papel Grangemouth aún no había sido creada ni se había registrado aún en Edimburgo, Escocia, donde fue domiciliada legalmente. De acuerdo con documentos oficiales del Registro Público Empresarial de Escocia citados por Quinto Elemento Lab, Grangemouth Trading Company fue registrada el 15 de marzo de 2013 con el número SL 12621 y sus únicos socias eran dos fundaciones con sede en Holanda: Stitchting Tilbourg Crousing y Stitching Tocumen. Grangemouth fue creada con un aportación en efectivo de mil dólares, según la copia del registro expedido por Registrar of Companies for Scotland, la instancia oficial encargada de dar vida legal a las empresas en ese país. Según Quinto Elemento Lab, el rastro de Grangemouth se hubiese perdido en Holanda si su verdadero propietario y creador, Olívio Rodrigues Júnior, principal operador de Odebrecht para la creación de offshores y reparto de sobornos multimillonarios, no hubiese entregado al fiscal brasileño Orlando Martello los documentos que ayudaran a comprobar que lo confesado era verdad. Entre los “datos de corrobación entregados” el 22 de noviembre de 2016 a la Procuraduría General de Brasil se encuentra la estructura de un núcleo de firmas offshore agrupadas bajo Fincastle Enterprises. En ese documento, al cual tuvo acceso Quinto Elemento Lab, se encuentran las dos fundaciones holandesas como las propietarias de Grangemouth y de otras cuatro firmas de papel con sede en Escocia, Nueva Zelanda, Bahamas, Hong Kong y el Reino Unido.

Comentarios