Democracia Interna exige a Ruiz Massieu y su equipo que renuncien a la directiva nacional del PRI

martes, 21 de agosto de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Horas antes de que se designe la presidencia interina en el PRI para la que está perfilada Claudia Ruiz Massieu Salinas, la corriente Democracia Interna acusó que se trata de un “proceso viciado”, y adelantó que podría impugnarlo ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). En una misiva, urgió a que el PRI se deslinde del presidente Enrique Peña Nieto por el daño que ha hecho al partido, y exigió que la actual dirigencia encabezada por Ruiz Massieu deje ya el cargo, pues es responsable de la derrota histórica del priismo en las pasadas elecciones federales. Luego de que ayer la Comisión de Procesos Internos abrió el registro de candidatos en el cual presentó su documentación Ruiz Massieu Salinas, el Consejo Político Nacional del PRI está convocado para votar hoy quién culminará el periodo de la dirigencia nacional priista que inició en 2016 Manlio Fabio Beltrones y que acaba en agosto de 2019. La corriente Democracia Interna que encabeza el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, afirmó que la convocatoria no respeta las formas, resultando por ello tramposa, pues se recurrió al “sabadazo” para no dar margen al cumplimiento de los requisitos estatutarios por parte de quienes pudieran tener interés en la misma, con el pretexto del término de 60 días que señala el estatuto, cuando se pudo haber lanzado con antelación el llamado. La corriente priista manifestó que será interesante ver cómo resuelven el conflicto ético de una convocatoria que obliga a un procedimiento “viciado de origen”, pues quien convoca es al mismo tiempo una de las interesadas en la competencia, y quizás la única que puede cumplir con los requisitos. Por otra parte, aseguró que no se entiende por qué no se convocó también a la elección de quien quiera ocupar la secretaría general, a la luz de la renuncia de la semana pasada de Rubén Moreira. Democracia Interna advirtió que no avalará con su presencia “este nuevo episodio de traición a la militancia y, por el contrario, seguirá insistiendo en la necesidad de que sea un priista, ajeno al grupo que mantiene secuestrado al partido, quien presida la dirigencia de transición que garantice legalidad, inclusión y transparencia en el próximo proceso para renovar al Comité Ejecutivo Nacional el próximo año”. Luego reiteró en su carta que los actuales órganos del PRI y los dirigentes de sectores y organizaciones obedecen a la cúpula y son responsables de los peores resultados que haya obtenido el priismo en su historia. De ahí que pidió que los consejeros políticos se pronuncien en contra de lo que ha ordenado la cúpula. “Independientemente de que revisemos la viabilidad de impugnar ante el TEPJF esta nueva posible violación a los estatutos, Democracia Interna exigirá que se convoque en febrero del próximo año a la renovación estatutaria de la dirigencia en una convocatoria legal, con reglas claras y sin dados cargados, por consulta a directa militantes y simpatizantes”, anunció esta corriente priista. Democracia Interna también advirtió que insistirá en la pronta salida de los responsables de la derrota del pasado 1 de julio para dar paso a una dirigencia de transición. Y subrayó que es urgente también que el PRI se deslinde del presidente Enrique Peña Nieto para poder hacer una evaluación real y honesta de sus errores, “y para que el presidente no continúe interviniendo en las decisiones del partido, para no hacerle más daño”.

Comentarios