'Es mejor tener un acuerdo binacional que no tener un acuerdo concluido”: Coparmex

martes, 28 de agosto de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República (Coparmex), aplaudió este martes la negociación del acuerdo comercial entre México y Estados Unidos, que sustituirá al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), porque, dijo, “es mejor tener un acuerdo binacional que no tener un acuerdo concluido”. “Aunque no son deseables todas las estipulaciones, nos parece que es un acuerdo sostenible en vista de las circunstancias”, sostuvo, no sin antes destacar que se antepusieron los intereses nacionales. México cedió en la negociación, subrayó, pero lo hizo con el objetivo de que no desapareciera el TLCAN y para no afectar a industrias, como la automotriz. De igual manera, celebró que a pesar de que el gobierno electo de Andrés Manuel López Obrador se ha opuesto en el ámbito doméstico a la reforma energética, se logró un acuerdo que deja satisfecho a todos. En conferencia de prensa, De Hoyos Walther expresó que el sector privado confía en que Canadá se sume al proceso para que se preserve la trilateralidad del TLCAN. Esa, subrayó, “sigue siendo hoy una prioridad”, pero la negociación continuó bilateralmente debido al deterioro en la relación política entre el gobierno de Canadá y Estados Unidos, que esperan mejore a la brevedad. De acuerdo con el líder de la Coparmex, el tema de reglas de origen para la industria automotriz, que establece que el contenido regional deberá ser de 75% y de esa cantidad entre 40 y 45% deberá ser manufacturado en lugares donde se paguen salarios de 16 dólares por hora, ha sido el “aspecto más complejo”. De igual manera, indicó que ahora habrá una transformación importante en los procesos de suministros de muchas de las marcas que fabrican vehículos en México y obligará a que el país evolucione en materia salarial en los dos sectores. Agregó que el escenario es sustentable y da certidumbre a las inversiones existentes y a otras que puedan llegar, pero aún hay que esperar los próximos 30 días, cuando se definirán los textos finales. Si se logra el acuerdo, el sector automotriz será “el gran sector salvado más que sacrificado, porque la mayor amenaza de la falta de continuidad del acuerdo comercial deriva” de esa industria, finalizó.

Comentarios