La baja ingesta de hierro entre mexicanos es tan grave como la diabetes, alerta un estudio

martes, 25 de septiembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La falta de hierro, zinc, calcio y magnesio en los alimentos consumidos en el país se han convertido en un problema de seguridad pública, se alerta en el informe de la organización internacional Fundación Changing Markets y la mexicana Proyecto AliMente “Harina de otro costal: La fortificación de alimentos de México a Examen”. El director del Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo; la investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública, Vanessa de la Cruz; la coordinadora del estudio de la Fundación Changing Markets, Alice Delemare y la representante del Proyecto AliMente, Yatziri Zepeda, dijeron que, aunque el país registra los mayores problemas por obesidad, actualmente crece la gravedad por la mala alimentación y malnutrición entre jóvenes y adultos. “La prevalencia de ingestas inadecuadas de hierro se situó entre el 62% y el 89% en adolescentes/adultos y entre el 46% y el 52% en los niños.[2] Sorprendentemente, se detectó una ingesta inadecuada de hierro en casi un 90 % de las mujeres. También, se tiene registro que casi una cuarta parte de los menores de cinco años y una quinta parte de las mujeres embarazadas en México, padecen anemia, cuya causa principal es la deficiencia de hierro. “La anemia afecta gravemente a las mujeres embarazadas y jóvenes a nivel global, se asocia al 20% de las muertes de mujeres durante el parto y causa graves problemas de aprendizaje y de desarrollo a los niños. También provoca una extrema fatiga y depresión, que afecta la productividad y la calidad general de vida de las personas”, indicó Calvillo. Por su parte, la investigadora Vanessa de la Cruz, señaló que el bajo consumo de hierro en niños y mujeres embarazadas o en edad reproductiva, así como de adultos mayores, produce anemia. “Las razones para una baja ingesta de minerales parecen deberse a un consumo de grandes cantidades de alimentos con alta densidad energética pero pobres en nutrientes, incluido el consumo de bebidas azucaradas”.

Comentarios