Confrontan a Mario Delgado por reparto de comisiones en San Lázaro

miércoles, 26 de septiembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Mario Delgado Carrillo, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados y coordinador de Morena, tuvo un mal día: organizaciones civiles y miembros de la comunidad artística le reclamaron la entrega de las comisiones de Salud y Cultura al Partido Encuentro Social (PES). Y al interior de su bancada los morenistas le exigieron conocer las razones para cederle al Partido Acción Nacional (PAN) “una comisión tan importante como es Radio y Televisión”. En ambos casos, Delgado salió raspado. En los pasillos de los diversos edificios de San Lázaro, morenistas y miembros de otros partidos se preguntaban: ¿durará en la coordinación? Otros más afirmaban que era su prueba de fuego y que la pasará. El encontronazo lo protagonizó un grupo de la comunidad artística que se apostó a las afueras del edificio “E”, donde Morena realizaba su reunión interna. “¡Ni Cultura ni Salud al PES, ni Cultura ni Salud al PES!”, fue el grito de los artistas encabezados por José Antonio Cordero, cineasta, y la actriz Dobrina Cristeva. También participó la actriz Elizabeth Aguilar. El reclamo hizo salir al actor y diputado Sergio Mayer Bretón y a la legisladora Lorena Villavicencio. “¡Que salga Mario Delgado, que salga Mario Delgado! ¡Ya soltamos al tigre, ya soltamos al tigre!”, seguían. “Votamos por ustedes, nosotros votamos por Morena”, decía el cineasta. “Créeme que vamos a representar y vamos a trabajar dignamente por cuidar esos intereses”, respondió Mayer. “Empiecen hoy quitando al PES de esas comisiones”, reviró aquel. Luego de algunos minutos se retiraron del lugar. Sin embargo, la batalla contra el PES arrancó en otro lugar. Pasadas las 10 de la mañana, la agrupación República Laica y sus representantes alertaron de los peligros que dicho partido tenga en sus manos las presidencias de Cultura y Salud. “Las organizaciones y personas que integramos República Laica, manifestamos nuestra profunda preocupación por la designación del Partido Encuentro Social para presidir diversas comisiones, entre ellas Cultura y Salud”. Los miembros de la agrupación leyeron una carta, que minutos después entregaron a Mario Delgado en Jucopo: El PES “ha violado el principio constitucional de la separación histórica entre Estado e Iglesias, y violentado los derechos de las mujeres y de la diversidad sexual”. “Es antidemocrático” que se le ceda al PES las comisiones de Cultura y Salud… Consideramos que, por esta visión moral de la vida pública y la irrupción de principios éticos con un sustento religioso, el PES puede incurrir en actos que violenten la Constitución Política y los diversos tratados en materia de derechos humanos que nuestro país ha signado”. Beatriz Pagés, que respaldaba a las asociaciones, aclaró: “Nuestra postura no es anti religiosa, lo que buscamos es que se respete la laicidad del estado mexicano”. Y todavía más clara: “Poner la Comisión de Cultura bajo la coordinación de una expresión política dominada por dogmas y fobias es un insulto a la tarea de José Vasconcelos, es un insulto a la obra de Diego Rivera, de David Alfaro Siquieros, de José Clemente Orozco, y a los grandes de la expresión literaria y cultura mexicana que pintaron, que escribieron para condenar precisamente la represión de conciencias”. Cerró la también priista y periodista: “Dejar la cultura en manos del fanatismo no puede traer paz, ni libertad, ni reconciliación”. Lucía Melgar, de Académicas en Acción Crítica, agregó que la Comisión de Salud “incide en el tema que la sociedad ha ido avanzando con mucho trabajo, como es el derecho a la salud y los derechos sexuales y reproductivos. Como se ha dicho, no se puede entregar esa comisión a un partido confesional que ha demostrado su oposición a los derechos de las mujeres y los derechos de la diversidad”. En su camino a la Jucopo, los integrantes de los diversos colectivos se cruzaron justamente con el coordinador del PES, Fernando Luis Manzanilla. Aidé García, de República Laica, lo increpó en forma respetuosa: “No podemos confiar que ustedes reconozcan esos derechos a toda la ciudadanía en su diversidad como lo establece el Estado… generosamente nosotros les hacemos esa solicitud para que cambien esas comisiones”. En respuesta, el coordinador del PES aclaró: “Hay una representatividad importante y sí tenemos un compromiso con (Andrés Manuel) López Obrador, y lo que sea que ayude a darle certidumbre a todas las organizaciones lo vamos a hacer…”. Aidé García lo paró en seco: “El compromiso no es con López Obrador, es con la ciudadanía, y si ustedes como partido o coalición están pensado que el compromiso es con ustedes mismos o con López Obrador es una percepción equivocada, ustedes tienen que responder a la ciudadanía”. Y le pidió “que dejen esas dos comisiones”. El coordinador del PES respondió: “No vamos a hacer nada que dañe la imagen hacia afuera de la coalición, pero sí es importante que entendamos que los diputados de la coalición, los 307, somos representantes del pueblo”. La representante de la agrupación República Laica insistió: “La solicitud es muy concreta: que ustedes puedan cambiar esas comisiones”. Fernando Luis Manzanilla soltó: “Asumimos la solicitud. Eso hay que platicarlo con el coordinador de la mayoría. Tienen ustedes que registrar que el Congreso no lo controla quien preside una comisión, o sea, la de Cultura no la va a controlar el presidente de la Comisión, todo se vota en una Comisión y en este momento la mayoría la tiene Morena”. Y al interior de Morena…. Mario Delgado recibió reclamos de su bancada por haber cedido al PAN la comisión de Radio y Televisión y le exigieron cuentas en la reunión privada de su partido. “Radio y Televisión era una comisión ícono para las bancadas que tienen las mayorías”, reclamó un diputado del Estado de México, según narró Julio Carranza Áreas, de Veracruz. “Aquí ya no hay comisiones íconos”, fue la respuesta de Mario Delgado, quien aclaró que son los votos de los integrantes los que definen lo que ocurre en una comisión y no los presidentes. “No encontré auténticos los reclamos, pero la lógica de Mario es la acertada, es la mayoría y no la presidencia quien decide en una comisión”, comentó Carranza. La sesión de Morena se convirtió en un intento de rebelión, pues desde la semana pasada había entre 60 y 70 aspirantes a encabezar las principales comisiones. La mayoría demandaba presidencias, pero Morena tiene 22 de las 45 que tiene la Cámara de Diputados. No se podía dejar contento a nadie. Para restar presión a las demandas, Delgado y sus operadores políticos idearon un mecanismo para que quien aspirara a secretarías, a presidencias o a ser sólo parte de una comisión, se inscribiera, y por perfiles se fueran descartando hasta llegar a las posiciones que pueden cubrirse. El método no tranquilizó a los demandantes. De acuerdo con la versión del diputado Julio Carranza Áreas, Tatiana Clouthier les anunció que el presidente tendría un asesor “A”, pero el secretario también tendría un asesor de la misma categoría. “Con eso le bajaron presión, porque, en primer lugar, quien quería una presidencia no sabía cuánta gente aspiraba, no contábamos con toda la información, así es que el que no estaba seguro de quedarse con la presidencia, pues se iba en la búsqueda de una secretaría”, señaló el veracruzano. Lo más atractivo fue que tanto para la presidente como para secretario de comisión se tendría un asesor “A”, lo cual en términos monetarios representa un recurso adicional mensual de 28 mil pesos ya libres de impuestos. Sin embargo, el tema del reparto de asesores se puede volver un problema para Mario Delgado, coordinador de Morena, porque a las 5 de la tarde de ayer, el Comité de Administración acordó que al presidente de Comisión se le autorizara el pago de un asesor “A” y al secretario un asesor “B”, cuya diferencia es de 6 mil pesos aproximadamente. El diputado por Veracruz, quien quedó en la secretaría de la Comisión de Marina y es integrante de las comisiones de Ciencia y Tecnología y de Recursos Hidráulicos, dijo riendo: “Es muy hábil Mario Delgado para agarrarnos de pendejos con el método. Si no tenía seguro quedar en la presidencia, pues había posibilidades de quedarse en secretarías y con un asesor ‘A’”. Pero hay algo que no me gusta: “Ya tenían planchadas las presidencias de las 22 comisiones, por eso sacaron primero las secretarías. Lo que no me gustó es que hagan algo, según esto democrático, cuando ya tenían planchadas las presidencias”. La diputada Tatiana Clouthier recalcó que eso no era cierto, que Delgado les comentó cómo sería el apoyo a comisiones, que no traía los datos en ese momento y que ella nunca lo comentó en la sesión privada. Al cierre de la edición había cinco aspirantes a la presidencia de Educación y tres a la de Presupuesto. En esta última se encuentran Pablo Gómez, Alfonso Ramírez Cuellar y un diputado más de Tamaulipas.

Comentarios