Batres y Muñoz Ledo son "lacayos" de Peña Nieto, acusa Fernández Noroña (Video)

lunes, 3 de septiembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Mientras Enrique Peña Nieto empezaba a desglosar su último informe de gobierno en Palacio Nacional, en la puerta principal del recinto, Gerardo Fernández Noroña protagonizó un forcejeo con elementos del Estado Mayor Presidencial (EMP), quienes impidieron la entrada al ahora legislador de Morena. El diputado federal no fue invitado al acto donde se reunió la clase política, la cúpula empresarial del país, académicos, embajadores, representantes de organismos internacionales, así como miembros de la comunidad científica y hasta actores como Ignacio López Tarso, quienes escucharon la lista de cifras, acciones, justificaciones y la retórica del presidente saliente. Sin embargo, el experredista con su característica guayabera trató de entrar al que consideró “un acto público”, llevado a cabo “en un lugar público” y que, a su parecer, como representante del pueblo, tenía todo el derecho a acudir. Pero sus argumentos ni siquiera fueron escuchados, aunque varios de sus seguidores lo secundaron, dispuestos a enfrentar a quien se les pusiera enfrente. Argumentó: “Si este es el Informe, estoy invitado; si esta es una reunión de amigos, no estoy invitado; si es una reunión de aduladores y aplaudidores, no estoy invitado”. A Fernández Noroña le dolió el hecho de que su compañero de bancada y presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, y su homólogo en el Senado de la República, Martí Batres, hayan asistido a la presentación del informe de Peña Nieto, al que tildó de “una parodia” y “una farsa”. El expetista no quedó ahí. Acusó a sus compañeros de “lacayos” de Peña Nieto y de “traidores”. Muy a su estilo, el diputado tomó el micrófono ante el asombro de la multitud que caminaba enfrente del recinto barroco y alzó la voz: "El pleito, la diferencia, es con Enrique Peña Nieto, pero hoy se han sumado dos voces a defenderlo, se han sumado dos voces a ser sus lacayos, y me duelen profundamente que esas voces sean mis compañeros, Porfirio Muñoz Ledo y Martí Batres”. No quedó ahí y, en un tono bravucón, agregó: “reto a Porfirio y a Martí a leer el artículo 69 constitucional. Un sociólogo reta a dos abogados. Yo les explico. El informe se le da al pueblo en el Congreso de la Unión, es una pena que Porfirio Muñoz Ledo y Batres asistan a este tipo de reuniones privadas”. https://youtu.be/MLi6XUlBveI Luego de quejarse, Noroña se diluyó entre la muchedumbre, se tomó selfies con quien se las pedía, les dijo a los elementos del EMP que “la bronca no era con ellos” y saludó a los transeúntes. Afuera de Palacio, el rechazo a Peña Avanzaron los minutos, el sol del mediodía se desbordó al ritmo de los pasos de los curiosos que preguntaban a los fotógrafos, camarógrafos y reporteros presentes en el primer cuadro cuál era la celebración y si estaba Andrés Manuel López Obrador. Otros con conocimiento, murmuraron “ahí está toda las ratas y la rata mayor”, “para echarles una bomba a todos reunidos”, “qué bueno que ya se va Peña, y “ojalá no falle Obrador”. No faltó la activista Julia Klug con su tradicional vestido de adelita, su sombrero de charro multicolor, su pancarta con la protesta “Peña Nieto es un traidor a la patria y genocida. A él juicio y destierro”, ó “nos faltan 43” y sus consignas al viento que desataron burlas como “¡Peña, ojete, el pueblo te la mete!”. Ya cuando finalizó el acto, desfilaron rumbo a sus camionetas gobernadores, empresarios como Carlos Slim y Emilio Azcárraga, quienes prácticamente se esfumaron para evitar a los medios de comunicación. Y no faltó que una grúa de transito ya tenía “pescado” a un vehículo de uno de los invitados de Peña, aunque inmediatamente fue bajado. Personajes como Gerardo Gutiérrez Candiani, quien encabeza las Zonas Económicas Especiales; gobernadores como Jaime Rodríguez Calderón El Bronco o Miguel Ángel Yunes Linares dieron el visto bueno al informe, aunque destacaron las deficiencias en materia de inseguridad.

Comentarios