Miembros de secta que plagió a niños de EU cambiaban de identidad para evitar sospechas

viernes, 4 de enero de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los miembros de la secta Lev Tahor, responsable del secuestro de dos menores estadunidenses en Nueva York y hallados en el Estado de México, tenían una logística de cambio de identidad que no los hacía parecer sospechosos de algún delito. En entrevista en el programa Despierta con Carlos Loret de Mola, Antonio Vega Michaca, jefe de la División de Investigación de la Policía Federal, dijo que todos los hoteles que frecuentaban los integrantes de la secta eran de tránsito y tenían una logística de cambio de identidad para pasar desapercibidos.
“Estuvieron en el estado de Chiapas, Ciudad de México y, donde fue la liberación que fue, el Estado de México. Eran hoteles de tránsito, no eran reincidentes incluso cambiaban sus identidades, tenían una logística de cambio de identidad que no parecían sospechosos, su vestimenta era acorde a su religión”, explicó el funcionario.
Confirmó que los trabajos de gabinete y campo fueron desarrollados por efectivos de la Policía Federal, el FBI y de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos en Materia de Secuestro de la PGR, y fue así que se supo que los menores fueron trasladados al Estado de México.
“Tuvimos contactos técnicos, seguimiento de campo y labor de inteligencia y esto nos permite identificar esta secta y el seguimiento de estos jóvenes mediante monitoreo técnico”, comentó Vega Michaca.
Añadió que mediante las investigaciones se ubicó a los integrantes de la secta y a las víctimas en un hotel ubicado sobre la carretera Tenango-Amecameca en el Estado de México, por lo que se implementó el operativo de rescate y se logró la liberación de los dos menores. Finalmente, el funcionario refirió que la investigación sobre la secta está en curso por lo que se desconoce si cuenta con más integrantes o si ya están operando en México. La secta Lev Tahor es conocida por realizar acciones extremistas, entre ellas, maltrato infantil, abuso sexual y forzar matrimonios entre adolescentes.