'Que se queden sentados”, dice Miguel Barbosa a quienes piden que se disculpe

viernes, 11 de octubre de 2019
PUEBLA, Pue. (apro).- El gobernador Miguel Barbosa Huerta rechazó que vaya a pedir una disculpa o se retracte ante las declaraciones que hizo en referencia a que la muerte de la gobernadora Martha Erika Alonso y el senador Rafael Moreno Valle fue por castigo de Dios. Entrevistado sobre la polémica que generó con su discurso en Huejotzingo del pasado miércoles, el mandatario dijo que los que piden que se retracte “que se queden sentados” y que “ellos” son los que tendrían que pedir disculpas porque fueron “rateros” con el pueblo. “Que se queden sentados”, dijo el mandatario cuando se le cuestionó sobre las demandas que surgieron entre panistas y militantes de su propio partido para que pidiera una disculpa pública. “Miren, mis expresiones fueron unas expresiones de cultura popular ¿verdad que sí? Que todos hemos tenido, fue una expresión de cultura popular que pegó en el corazón de la hipocresía del PAN y de la derecha, y de algunos paniagudos y ya, eso es”, aseguró. “Yo no voy a cambiar mi estilo de ser y pensar”, agregó, “pero, a ver ¿disculpas? Ninguna ¿Cómo creen? Ellos que se disculpen con el pueblo porque fueron unos rateros y Vicente Fox y Felipe Calderón, que se disculpen ellos porque fueron unos rateros". https://twitter.com/sintesisweb/status/1182728717019369472?s=20 El mandatario poblano manifestó que la reconciliación, que es lema de su gobierno, no es sinónimo de que no se investigue la corrupción que hubo en los pasados gobiernos de Puebla. El miércoles, al participar durante el informe de gobierno de la alcaldesa de Huejotzingo, Angélica Alvarado, hizo referencia a la lucha electoral que protagonizó previo a llegar a la gubernatura y aseguró que en los comicios de 2018, él había ganado las votaciones pero que le habían hecho fraude. “Yo gané (en 2018), me la robaron, pero los castigó Dios”, expresó el mandatario en clara referencia a la gobernadora y el senador fallecidos al caerse el helicóptero en el que viajaban el 24 de diciembre de 2018.