López Obrador pide no apanicarse por reformas sobre evasión fiscal

miércoles, 2 de octubre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió que nadie se "apanique” porque la evasión fiscal se considerará un delito grave. Luego de las protestas de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), que considera que el gobierno se convertirá en un "inquisidor fiscal" con las reformas que se discuten en el Congreso, López Obrador aclaró que se garantizará el estado de derecho. “Algunos se preocuparon que ahora va a ser delito grave, decían: ‘Nos van a aplicar la ley, va a haber juicios sumarios del SAT al juez, sin derecho a fianza’. No es así, no es así”, dijo esta mañana en Palacio Nacional. “Sí se garantiza el Estado de derecho y se cuidan todos los procedimientos legales y se tiene la posibilidad de recurrir a un amparo si existe un abuso de autoridad. Todo esto es importante aclararlo para que no se apanique nadie y se entienda de que estas cosas ya no deben de tolerarse”, añadió. López Obrador señaló que “el que nada debe nada teme” y que tenían que tomar cartas en el asunto porque se calcula que se perdían hasta 500 mil millones de pesos al año por la evasión fiscal. “Se crearon en los últimos años empresas como hongos después de la lluvia, surgieron empresas fantasmas. En todas las investigaciones, todo el lavado de dinero para evadir impuestos eran empresas que tenían como domicilio fiscal terrenos baldíos, casas de personas humildes que ni sabían”, acusó. El presidente aseguró que nadie debe de preocuparse de que se cometan injusticias porque el Sistema de Administración Tributaria (SAT) hará investigaciones y las personas que incumplieron tendrán el derecho de aclarar su situación. “Si la persona fue engañada, es inocente, pues en todo el proceso se va a demostrar que compró la silla, que compró la mesa. Pero en realidad ¿qué cosa es lo que sucedía? No existía la mesa, no existía la silla, eran operaciones virtuales que se hacían en despachos para defraudar, para robar a manos llenas con influyentismo, porque eso se creó al amparo del poder público, se toleró”, apuntó. La Cámara de Diputados analiza las reformas que previamente fueron aprobadas en el Senado para combatir la evasión fiscal, con las que se considera como delito que amerita prisión preventiva oficiosa la creación de empresas fantasma y las facturas falsas, y equipara la defraudación fiscal con la delincuencia organizada cuando el monto de lo defraudado supere los siete millones 804 mil 230 pesos.