AMLO accede a comparecer ante la FGR por liberación de Ovidio

lunes, 21 de octubre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador, accedió a comparecer, si la autoridad se lo requiere, para responder a la denuncia interpuesta por el PAN, y explicar por qué se liberó a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán. Al defender nuevamente la decisión del gabinete de Seguridad, de suspender la captura del capo, debido a la violenta respuesta del crimen organizado el jueves pasado en Culiacán, el mandatario, dijo que el éxito de su estrategia es “un proceso” que lleva tiempo pero que lo del jueves demostró que “hay un cambio verdadero”.
“Y vamos a fundamentar el por qué se actúa de esta manera y estoy dispuesto a comparecer porque se dio a conocer que presentaron una denuncia en contra mía los dirigentes del PAN, los que con su estrategia convirtieron al país en un cementerio. “Si lo solicita la autoridad, para ir a dar a conocer, para exponer mis razones de por qué no a la violencia, lo voy a hacer. En todos los casos se tiene que castigar a presuntos delincuentes, se tiene que detener, pero lo más importante es cuidar la vida de las personas”, dijo en su conferencia de prensa en Palacio Nacional.
Esta vez, el mandatario incluso consideró que de, seguir con el operativo, su proyecto de nación se habría estancado:
“Si el jueves hubiesen habido muchos muertos ¿cómo estaríamos? O sea, era frenar un proceso de transformación, era detener la posibilidad de un cambio verdadero en el país”.
“Lo más importante es que se evitó la violencia”, y aseguró que desde el viernes, la situación en Culiacán se normalizó. El mandatario informó que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) realiza una revisión del fallido operativo realizado el jueves pasado en Culiacán, pero insistió en que lo importante fue que se detuvo para evitar una masacre.
“Se está haciendo una revisión, el secretario de la Defensa (Luis Cresencio Sandoval) está haciendo una evaluación. Ellos reconocieron que fue una acción precipitada, no actuaron con precaución, se está haciendo la revisión, pero lo importante es que, al cometerse este error, se tomó la decisión de detenerlo”, dijo en su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.
Y en clara referencia al expresidente Felipe Calderón, recordó que antes se realizaban operativos en los que fallecían civiles y se les catalogaba como víctimas colaterales.
“En otros tiempos era aunque hubiesen daños colaterales. Hubo un presidente que así lo expresó, van a haber daños colaterales y buenos resultados, pero solo hubieron daños colaterales y no buenos resultados”, subrayó.
Antes, recalcó, había la decisión “de arrasar, de exterminar” y así lo muestran, dijo, los datos de letalidad.
“Fueron más siempre los muertos que los heridos y los detenidos, nosotros dejamos en claro desde el principio, está escrito en el Plan Nacional de Desarrollo, que íbamos a cambiar esa política inhumana e ineficaz porque no dio resultados”, abundó.
Incluso, afirmó que lo ocurrido en Culiacán el jueves pasado sirvió para confrontar los dos modelos.
“Los conservadores callaron siempre como momias cuando se masacraba a la población, gritaban y gritaban que querían violencia que se tenían que mostrar los pantalones, pero los pantalones de otros, y decidimos no arriesgar la vida de los ciudadanos y yo la avalé”, defendió.
El tabasqueño dijo que tiene su conciencia tranquila y dijo estar seguro de que se actuó de la de manera correcta.
“Vamos a seguir atendiendo las causas que originan la violencia. No se puede apagar el fuego con el fuego, no se puede combatir el mal con el mal. La estrategia nuestra es que no le falte a nadie lo necesario para vivir, que haya trabajo, ingresos, bienestar, que se atienda a los jóvenes”, insistió.
Confió que, de esa manera, los grupos que se dedican a actividades ilícitas “se queden aislados, así como están quedando aislados los corruptos, que ya no tienen forma de robar, ni siquiera el respaldo de los ciudadanos porque se les ve con malos ojos. Así hay que ir aislando a la delincuencia organizada, que no sea motivo de prestigio pertenecer a una banda de delincuentes”. El mandatario reiteró durante su conferencia que quien gobierna un país tiene que cuidar la vida de todos y si hubiese continuado con el operativo, y se hubiese perdido la vida de muchos hoy no se estaría pidiendo la renuncia del gabinete de Seguridad, sino de la del presidente.
“Independientemente de eso, si fue bueno o malo, si nos beneficia, políticamente o no, aquí lo más importante es tener la conciencia tranquila y saber que se actúa con humanismo”, sentenció.
López Obrador abordó también la política de prevención de adicciones y, posteriormente, cuestionó que se diga que el Estado fue vencido. Un instrumento importante, ejemplificó, es el presupuesto de 6 billones de pesos.
“No hay ningún grupo, ninguna fuerza que tenga más poder que el estado, porque no es nada más lo militar que no es despreciable pero no se quiere usar, es el presupuesto, es la política de medios. Antes no se hablaba de este tema”, aseguró.