Suspenden 15 asambleas distritales de Morena en Edomex, Colima e Hidalgo

domingo, 27 de octubre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Con 15 de las 62 asambleas distritales suspendidas para elegir consejeros de Morena, y la inesperada participación de Yeidckol Polevnsky quien pugnaba por la suspensión de los procedimientos de elección, este domingo continuó el proceso que habrá de culminar con la renovación del Comité Ejecutivo Nacional en noviembre próximo. Las asambleas se llevaron  a cabo en la mayoría de los distritos programados en los estados Colima, Hidalgo, Michoacán y Estado de México, luego de que en días pasados se registraron actos de violencia en otras entidades, por lo que Polevnsky había promovido junto con una parte del CEN de Morena la suspensión de los eventos, moción que no avanzó al no contar con el quórum necesario para validar las reuniones de los días 18 y 22 en las que se discutió la cancelación del proceso. Este domingo, el presidente de la Comisión de Honor y Justicia, Héctor Díaz Polanco, informó que las asambleas suspendidas se registraron en 10 distritos del Estado de México, dos en Colima y uno en Hidalgo, donde “alguien hizo un disparo”. Del resto, Díaz Polanco resaltó que iban “bien las asambleas distritales”, incluidas las de Michoacán donde prevalece una situación de violencia, y que “la gran novedad” fue que Polevnsky votó en su distrito de Naucalpan. Previo a emitir su voto en la asamblea del distrito 24 de Naucalpan, Yeidckol Polevnsky, quien pretende reelegirse al frente de Morena, reconoció que el proceso de renovación de la dirigencia de su partido ha registrado irregularidades, que en todo caso tendrán que ser revisadas por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Polevnsky, quien arguye que no va a renunciar a la presidencia del partido, porque no está prohibido en los estatutos de Morena, dijo que a nivel nacional se han cancelado, “por cualquier razón”, el 27% de las 238 asambleas distritales que ya se llevaron a cabo, en tanto que 60% están impugnadas, situación que “tendrá que validar la Sala Superior para ver si están bien validadas las quejas”. Polevnsky reconoció que su asistencia a la asamblea para ser electa como consejera, se debió a su pretensión de contar con los requisitos necesarios para competir por la presidencia de su partido, pese a que el proceso de renovación de la dirigencia nacional está en medio de “una situación irregular”, que para ella se ha derivado “no tener un padrón” depurado. La dirigente nacional de Morena admitió que su participación en la asamblea parecería una contradicción a su convicción de suspender los eventos en tanto no sea depurado el padrón y para evitar escenas como las anteriores asambleas en que “hubo mucha agresión hubo muchos compañeros golpeados, gente a la que le robaron los celulares, se robaron materiales electorales, nos robaron las computadoras en muchos lugares, hubo balaceras”. Polevnsky señaló que fue por decisión de los propios miembros del CEN que junto con ella pretendieron suspender las asambleas, que no se hizo público el acuerdo que firmaron, y se decidió continuar con el proceso para evitar que “los bien intencionados” se quedaran en sus casas y “los malévolos” acudieran a votar. “Lo que estamos haciendo para cumplir con las reglas para cumplir con la ley, para que todo salga conforme ha sido planeado (…) lo que se hizo fue mayor disuasión para no caer en provocaciones y evitar que haya conflicto”, sostuvo. Polevsky fue seleccionada junto con otras cuatro mujeres y cinco hombres de Morena -consejeros del distrito 24 de Naucalpan- nombramiento con el que podrá participar en el Congreso Nacional a realizarse el 23 y 24 de noviembre próximos.

Comentarios