Avalan diputados quitar fuero presidencial; proyecto regresa al Senado

martes, 29 de octubre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro). - La Cámara de Diputados anuló hoy la inmunidad procesal de la que goza el presidente de la República al aprobar cambios al artículo 108 de la Constitución, con lo cual se permite procesar penalmente al titular del Ejecutivo federal por delitos de corrupción, electorales, más los delitos considerados graves por el artículo 19 constitucional. Con 420 votos a favor, 29 en contra y 5 abstenciones, los legisladores avalaron la minuta que llegó del Senado de la República. Sin embargo, al haberle realizado cambios como fueron los delitos que contempla el artículo 19, regresará a la Cámara alta. La minuta original sólo incluía retirar el fuero al presidente de México por los delitos de corrupción y electorales, los cuales se sumaban al ya establecido previamente que es por traición a la patria. No obstante, los diputados le sumaron el catálogo de los 13 delitos que vienen en el artículo 19 constitucional y por los cuales se amerita la prisión preventiva. Se trata de los delitos de: ejercicio ilícito de servicio público, abuso de autoridad, coalición de servidores públicos, uso ilícito de atribuciones y facultades, del pago y recibo indebido de remuneraciones de los servidores públicos, concusión (el servidor público que exija dinero, valores, servicios o cualquiera otra cosa que sepa que es indebida), intimidación, ejercicio abusivo de funciones, tráfico de influencias, cohecho, cohecho a servidores públicos extranjeros, peculado y enriquecimiento ilícito. https://twitter.com/Mx_Diputados/status/1189340318199701507 “Tal como se comprometió en campaña el hoy presidente de la República, de lo que se trata es que el presidente de la República en funciones pueda ser juzgado por delitos de corrupción, delitos electorales o el resto de los delitos graves contenidos en el artículo 19. “El 108 constitucional era muy restrictivo respecto de los delitos en los cuales el presidente de la República podía ser juzgado. Era explícitamente traición a la patria y otros delitos del orden común”, detalló Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena. “Hoy, el presidente de la República narraba cómo en la Constitución del 24 y en la del 57 hablaba también de delitos electorales. Sin embargo, en la Constitución del 17 se quitó y sólo se dejó traición a la patria y delitos graves del orden común”, agregó Delgado. Por su parte, el diputado Pablo Gómez y encargado de arrastrar el lápiz a la hora de elaborar las iniciativas de Morena, dijo que con esta reforma a la Carta Magna se termina el esquema de impunidad que actualmente protege al presidente de la República, el cual impide que durante el tiempo de su encargo sea procesado y sentenciado penalmente. Sostuvo que con la modificación se podrá enjuiciar penalmente por cualquier acto de corrupción o ataque al sufragio popular, “aunque no sean considerados como graves tales delitos”. Gómez explicó que lo aprobado por el pleno es lo que en Inglaterra y en Estados Unidos se llama “impeachment”, que es la acusación contra un alto funcionario, que es la destitución del jefe del Estado y del gobierno cuando éste cometa actos de corrupción o contrarios a la efectividad del sufragio y el respeto al voto, y cualquier otro de carácter grave. Dijo que esta misma semana se aprobará también la consulta popular y revocación de mandato del presidente. “Son pareja, el pueblo puede quitar al presidente. El Congreso puede quitar al presidente si comete alguna transgresión legal que hoy puede ser cualquiera de esas conductas indebidas que caracterizaron la gestión presidencial durante muchos sexenios. Eso es lo que estamos haciendo”, comentó. Para Pablo Gómez, la aprobación del retiro del fuero presidencial es ponerse a cuentas con la historia. “Ésa es entonces la idea, y ésa es la trascendencia y la importancia que tiene también de carácter histórico”. Ahora, añadió el coordinador de Morena, Mario Delgado, “hay una redefinición completa del sistema político mexicano, a partir de la figura presidencial que era la piedra angular del mismo. La semana que entra, una vez que votemos revocación, consulta, hoy fuero y también la condonación fiscal por parte del Ejecutivo, vamos a cambiar por completo la figura del presidente”. Con todos los cambios mencionados, el presidente de México “tendrá responsabilidad política a través de la revocación de mandato y consulta popular, responsabilidad penal en el ejercicio que podrá ser el Congreso para destituirlo, en caso de que cometa un ilícito. Y responsabilidad fiscal al renunciar a la facultad de condonar de manera discrecional, impuestos”. En cuanto al proceso legislativo, Gómez dijo que por el cambio que se le hizo a la minuta, se regresará al Senado y esperan “que el Senado rápidamente, sin tardanza, nos haga el favor de obsequiarnos la aprobación para poder enviarla a las legislaturas de los estados”. Una vez superado ese proceso, deberá ser avalado en cuando menos 17 congresos locales para que la reforma sea vigente. Pablo Gómez explicó que no se pusieron candados y evitar así el uso político de una acusación contra el presidente de México. “No estamos queriendo poner candados para proteger a nadie, queremos simplemente reivindicar la República, el poder de la ciudadanía”. “Si estamos hablando de revocación de mandato del presidente de la República, pues es dar el poder a los ciudadanos, a que, con su voto, pues revoquen el mandato de un presidente o de un gobernador. “Y cuando estamos hablando del impeachment, de que los delitos que están en el artículo que ya hemos mencionado, que se están incorporando a la Constitución, pues es justamente para proteger a la República y a la ciudadanía. “Es decir, estamos diciendo que no queremos a un presidente que haga fraudes electorales, ya no. No queremos un presidente que reparta el dinero que no es suyo, ya no. “Eso es lo que estamos diciendo, porque de eso hemos tenido mucho, superar eso, ya no queremos, ya lo dijo Mario, un presidente que perdone los adeudos fiscales, el dinero es de todo el pueblo, no es del presidente, que tanto lo ha hecho, que tanto lo hicieron los presidentes. Ya eso no. Y sí es un cambio del sistema político de la Constitución en cuanto al presidente”, concluyó.