Un 'tropiezo táctico” no invalida toda la estrategia de seguridad: Durazo

miércoles, 30 de octubre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, aseguró que “un tropiezo táctico no invalida la estrategia de seguridad en su totalidad” del gobierno mexicano, en relación con el operativo del pasado 17 de octubre en el que fue detenido Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán, y liberado horas después por la violencia que el hecho generó en los alrededores de Culiacán. En la conferencia presidencial de este miércoles, justificó la actuación de las fuerzas federales en el operativo de aquella tarde:
“Siempre hay posibilidades de que un operativo de esta magnitud salga mal no obstante la experiencia de quien lo haya llevado. No es prudente sobredimensionar; un tropiezo táctico no invalida la estrategia de seguridad en su totalidad”.
El funcionario agregó que “ninguna organización delictiva, por más pertrechada que esté, es más poderosa que el Estado mexicano en términos bélicos. En Culiacán habría sido fácil recurrir a un combate de exterminio sin cuartel ni respeto a las garantías individuales. Al final de cuentas habríamos ganado, pero ¿a qué costo?”. Durazo explicó que la primera versión “equivocada” que él ofreció sobre los hechos “se hizo sobre la información que en ese momento recibió el gabinete. Con toda transparencia y honestidad se fue corrigiendo con la realidad”. Reiteró que en la decisión de que las fuerzas federales se retiraran del inmueble donde capturaron a Ovidio Guzmán “privó una razón de Estado: la salvaguarda de la integridad física de aquellos que no figuraban” en los hechos, es decir, la ciudadanía.
“Lo que pudo convertirse en derramamiento de sangre, se redujo en la tranquilidad y seguridad de la población”, como se decidió antes de que el presidente Andrés Manuel López Obrador subiera al avión comercial que lo llevaría a Oaxaca.
Luego, el titular de la Secretaría de Seguridad reprochó la crítica que generó la decisión de liberar al presunto narcotraficante:
“Nunca como ahora, nuestro gobierno había sido objeto de tan dura crítica. Esos violentos acontecimientos fueron por una acción precipitada, cabe reconocerlo, sí merece una crítica, pero no así la estrategia general de seguridad, son dos cosas distintas”.
Y para continuar su justificación, se fue contra gobiernos anteriores:
“¿De que sirvió la guerra contra el narco si las organizaciones se fortalecieron, los muertos se acumularon de manera indetenida y la detención de cabecillas si la guerra se extendió? Las causas estructurales ni siquiera fueron tocadas y eso contribuyó a que se agravaran las circunstancias del país”.
Según dijo, “es necesario dejar la fantasía de la excesiva represión militar”, pues “bajo esa estrategia, México fue convertido en un país de víctimas. No lo debemos olvidar”. Por último, repasó los ejes de la estrategia de seguridad, de la que destacó: terminar con la corrupción, garantizar empleo, educación, salud y bienestar, sobre todo en los jóvenes; pleno respeto a los derechos humanos; regeneración ética de la sociedad; y el rediseño de las instituciones.  

Comentarios

Otras Noticias