"No defendemos intereses oscuros ni intereses inconfesables", Durazo al comparecer ante diputados

jueves, 31 de octubre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En medio de acusaciones mutuas entre PAN y Morena por la inseguridad que se vive en el país, el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, comparece ante los diputados federales. De manera inédita, el titular de la SSP llegó con el respaldo total de todo el aparato de seguridad de este país: el secretario de la Defensa Nacional, Crescencio Sandoval, el Almirante secretario de la Marina, José Rafael Ojeda, el general en retiro Audomaro Martínez Zapata, cabeza del Centro Nacional de Inteligencia, antes CISEN y la Consejería Jurídica de la Presidencia, Julio Scherer Ibarra. Además, acuden el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, y los jefes de inteligencia de la Sedena y la Marina. Antes de iniciar la comparecencia, el secretario Durazo entregó a la presidencia de la Mesa Directiva, la panista Laura Rojas, un informe sobre el operativo realizado en Culiacán, Sinaloa y donde el presidente de la República decidió dejar libre al hijo de Joaquín Guzmán, El chapo, Ovidio Guzmán López, luego de que el crimen organizado tenía bajo amenaza a los familiares del ejército y varios civiles. En su intervención, Durazo aclaró que en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, “no defendemos intereses oscuros ni intereses inconfesables, no nos mueve el cochupo ni la componenda, sólo el interés de devolver la paz”. Cuando el PAN fijó su posición a través de Jorge Espadas Galván, los poco más de 70 diputados de dicha fracción lo acompañaron en la tribuna para reclamar la inseguridad que se vive en el país. Y luego, los panistas empezaron el recuento de los 43, en alusión al a desaparición de los jóvenes estudiantes de la escuela Normal Rural Isidro Burgos. Espadas Galván dijo que no importaba si había sido el gobierno del PAN (con Felipe Calderón) o del PRI (con Enrique Peña Nieto), los que habían generado la inseguridad que hoy se vive, sino más bien que el nuevo gobierno (encabezado por Andrés Manuel López Obrador), no ha podido, además de que la estrategia de seguridad no ha funcionado. En respuesta, Durazo le dijo, “se fue Peña y se fue Calderón, efectivamente, pero eso no importa, nos dejaron un problema de dimensiones históricas, eso no lo podemos ocultar y no queremos, así como no le echamos la bolita a ningún gobernador o presidente municipal, sea del partido que sea, tampoco eludimos la responsabilidad. Eso no significa dejar de contextualizar el carácter histórico del problema que es crónico”. La fracción de Morena, encabezada por Mario Delgado, así como sus aliados del PT y del PES, desde sus curules, en el lado izquierdo del pleno del salón, defendieron al cuerpo de seguridad en pleno. Los gritos se acrecentaron: ¡asesinos, asesinos, asesinos! En la tribuna, panistas les reviraban con la misma acusación ¡asesinos, asesinos, asesinos! “Se nos ha criticado por no usar la fuerza pública… el uso de la fuerza probó ya sus límites y generó decepciones, tenemos que decirlo… decimos a quienes proponen uso indiscriminado de fuerza pública, que son muy altos los riesgos”, comentó Alfonso Durazo. Desde abajo, en las primeras filas del pleno de la cámara, el gabinete de seguridad respaldaba a Alfonso Durazo con su presencia, que por vez primera acudían a San Lázaro dando la señal de que el gobierno no está dividido a pesar de que desconocieran en su totalidad sobre el operativo fallido en Culiacán. Incluso les dijo a los diputados: “En el gabinete de seguridad tenemos una cohesión, y prueba de ello es que estoy acompañado de ellos, el titular de Sedena, de Marina y de otros más” Pero la respuesta a los panistas vino del PT. Desde tribuna, el petista Alfredo Porras acusó al gobierno de Felipe Calderón Hinojosa de haberse aliado al crimen organizado. Y sobre Culiacán, el secretario de seguridad les respondió: “En el caso de Culiacán, lo que pudo haberse convertido en un episodio de guerra y derramamiento de sangre inocente se resolvió privilegiando la paz pública. Y propósito de Culiacán, la transparencia en materia de seguridad pública, es un principio fundamental de este gobierno, por primera vez se transparentan las cifras cotidianas de incidencia delictiva en delitos de alto impacto. Hemos preferido la crítica y el debate que esto genera, a mantener la opacidad y la inercia”.

Comentarios

Otras Noticias