AMLO entrega los premios de Ingeniería y Arquitectura a Carlos Slim Helú y Joaquín Álvarez Ordoñez

lunes, 18 de noviembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La proximidad entre presidente Andrés Manuel López Obrador y el magnate Carlos Slim Helú se puso de manifiesto una vez más este lunes, en Palacio Nacional, donde hubo intercambio de abrazos y mutuos elogios. La entrega de los premios nacionales de Ingeniería y Arquitectura dio paso a una nueva reunión entre ambos, lo que –entre encuentros públicos y privados– hace de Slim el millonario con mayor relación con el mandatario desde que éste asumió la Presidencia de la República, en diciembre pasado. Para López Obrador, Slim, así como el arquitecto Joaquín Álvarez Ordoñez, los dos galardonados, son “buenos mexicanos” que “aportan al desarrollo de México”, y por ello, desde Palacio Nacional, les dijo: “Esta es la casa de ustedes”. Slim y Álvarez no han estado exentos de polémicas: el primero, como el gran beneficiario de las privatizaciones salinistas que tanto ha criticado López Obrador, y Álvarez Ordoñez por aparecer entre los señalados de proteger a “Los Halcones” en la matanza del “Jueves de Corpus”, el 10 de junio de 1971, cuando se desempeñaba como director de Obras Públicas del entonces Departamento del Distrito Federal. De hecho, en 2018 la bancada de Morena en la Asamblea Legislativa capitalina, particularmente el hoy titular de Cultura de la ciudad, Alfonso Suárez del Real, siendo diputado, protestó por la entrega de la medalla “Al Mérito Ciudadano” para Álvarez, luego de recordar que aparecía mencionado por Carlos Monsiváis y Joel Ortega, en sus respectivos libros, de haber acogido a los “halcones” en la nómina de su dependencia. Sobre él, López Obrador dijo hoy: “Al arquitecto Joaquín Álvarez Ordóñez, que es toda una institución viviente, por todo lo que ha aportado en sus obras, sobre todo en el sector público, mi felicitación sincera, arquitecto, por este reconocimiento”. Para Slim, la tanda de consideraciones fue más amplia y encomiosa en lo que el mandatario considera son sus “virtudes”. Slim, sostuvo, “es un hombre austero, sobrio”. Añadió: “¿Saben qué es el poder al final de cuentas? El poder es humildad, no es fantochería. Y Carlos Slim, a pesar de que es un empresario exitoso, es un hombre sobrio, es un hombre austero. Eso es una virtud”. Slim, “que no deja de trabajar”; Slim, “un hombre hasta obsesivo en cuanto al trabajo”. Tanto que el mandatario se planteó no saber cómo hacen los hijos del más rico de México, porque debe opinar y meterse en todo: “es muy activo y muy trabajador Carlos Slim”, añadió. Es “un empresario con dimensión cívica y social”. Y dijo que le constaba, pues cuando fue jefe de gobierno capitalino, el empresario ayudó mucho para mejorar el Centro Histórico.