Valentín Campa Salazar y Arnoldo Martínez Verdugo irán a la Rotonda de los Hombres Ilustres

viernes, 22 de noviembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los dirigentes de la izquierda histórica Valentín Campa y Arnoldo Martínez Verdugo serán trasladados a la Rotonda de los Hombres Ilustres del Panteón Civil de Dolores, de acuerdo con el decreto del presidente Andrés Manuel López Obrador publicado este viernes en el Diario Oficial de la Federación. Campa Salazar fue líder del movimiento ferrocarrilero de 1959, integrante del Partido Comunista Mexicano y candidato presidencial de ese partido en 1976, aunque participó sin registro. Martínez Verdugo también militó en el PCM y como dirigente político contribuyó a la unión de las fuerzas de izquierda para fundar el Partido Socialista Unificado de México (PSUM), por el que contendió a la presidencia de la República en 1982. También contribuyó a la fundación del Partido de la Revolución Democrática. “Se declaran como personas ilustres a Valentín Campa Salazar y Arnoldo Martínez Verdugo por sus aportaciones destacadas en la sociedad como luchadores políticos y sociales, y se decreta su inhumación en la Rotonda de las Personas Ilustres del Panteón Civil de Dolores, así como las honras póstumas correspondientes”, refiere el primer artículo del decreto de López Obrador, publicado hoy en la edición digital del DOF. “Conforme a las disposiciones jurídicas aplicables, procédase a llevar a cabo la exhumación de los restos mortuorios de Valentín Campa Salazar y Arnoldo Martínez Verdugo, para ser inhumados en ceremonia solemne que organice la Secretaría de Gobernación y se lleven a cabo las obras necesarias para conmemorarlos en el más alto panteón de la Patria”, refiere el artículo segundo. En su tercer artículo, se ordena difundir la vida y obra de Campa Salazar y Martínez Verdugo, “destacando el referente cívico que ofrecen a las mexicanas y los mexicanos de hoy y del mañana, a través de acciones que deberán desplegar las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, en el ámbito de sus respectivas competencias y bajo la coordinación de la Secretaría de Gobernación”. En los considerandos del decreto se recuerda que Campa Salazar nació en Monterrey, Nuevo León, el 14 de febrero de 1904 y murió en la Ciudad de México el 25 de noviembre de 1999. “Durante su vida se dedicó a trabajar por los derechos laborales de la clase obrera, promoviendo la organización de los trabajadores para demandar la mejora de sus condiciones de trabajo y la de sus familias, circunstancia que lo convierte en uno de los representantes más destacados en la historia de las luchas obreras y sociales del siglo XX en México; “Fue un líder político y sindical que fortaleció el movimiento obrero en México al impulsar la libertad sindical, trabajar por los derechos laborales de trabajadores ferrocarrileros, militantes sindicales y dirigentes tanto sociales como políticos, y contribuir a la formación de distintas organizaciones y partidos con vocación humanista y social; Pese a haber sido preso político en 12 ocasiones, acumulando un encarcelamiento de 13 años y 11 meses, Campa Salazar “nunca claudicó a sus ideales y a su compromiso con la clase trabajadora. Asimismo, alertó al entonces presidente Lázaro Cárdenas del Río respecto de la rebelión planeada en su contra encabezada por el general Saturnino Cedillo, tras la nacionalización del petróleo en marzo de 1938”. Sobre Arnoldo Martínez Verdugo refiere que nació en Mocorito, Sinaloa el 12 de enero de 1925 y murió el 24 de mayo de 2013 en la Ciudad de México. “Fue un líder, político e historiador mexicano que luchó por los derechos de igualdad y acceso la justicia de los más vulnerables, sobre todo de grupos obreros y campesinos, promoviendo su defensa a través de las instituciones existentes del país. “Fue un hombre de ideales, que buscó que los grupos y partidos que representaban a los sectores más desprotegidos de la sociedad se unificaran en una misma causa y fueran tomados en cuenta de manera democrática e institucional, para lo cual, trabajó incansablemente contraponiendo todo tipo de interés, e inclusive a costa de perder su propia vida y libertad; “Logró realizar diversas negociaciones con el Gobierno mexicano en 1978, las cuales dieron como resultado la primera reforma electoral que permitió que los grupos y partidos políticos referidos participaran en registros y en elecciones democráticas, circunstancia que ha permitido que hasta el día de hoy México sea un país con pluralidad de partidos políticos con distintas ideologías y posiciones”. Finalmente, el decreto asegura que ambos, como políticos y activistas sociales, “son un ejemplo de integridad y lucha para las y los mexicanos, ya que siempre se condujeron con congruencia y firmes ideales sociales en favor de los sectores de la sociedad más vulnerables, lo que contribuyó a mejorar la vida democrática e institucional del país, así como garantizar los derechos laborales y sindicales de los trabajadores”.