Tlahuelilpan, amenaza arancelaria, Culiacán, caso LeBarón y asilo a Evo, lo más difícil del año uno: AMLO

miércoles, 27 de noviembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A cuatro días de cumplir su primer año de gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un recuento de los momentos más difíciles de sus primeros 12 meses. En su conferencia matutina en Palacio Nacional, López Obrador dijo que el momento más doloroso de todos fue la explosión de un gasoducto en Tlahuelilpan, Hidalgo, ocurrida el 18 de enero, a unos días del inicio de su administración, que dejó al menos 132 muertos y decenas de heridos.
“El más doloroso de todos, el que más me pegó en lo íntimo fue la explosión en Hidalgo”, aseguró.
El presidente enlistó otros hechos complicados de su gobierno como la amenaza arancelaria de Estados Unidos a México para frenar el flujo migratorio y el operativo fallido en Culiacán, Sinaloa, para detener a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, que terminó con su liberación.
“Otro momento difícil fue la guerra que se desató en Sinaloa, una guerra breve, yo creo que la guerra más breve en la historia. Una guerra de cuatro horas”, dijo el presidente. “Fue complicado porque tomamos decisiones en circunstancias difíciles, pero consideramos que fue lo adecuado, que se actuó bien”, añadió.
También mencionó la masacre de tres madres junto a sus seis hijos pequeños, miembros de la familia mormona LeBarón, el pasado 4 de noviembre, en los límites entre Sonora y Chihuahua.
“Está lamentable tragedia de la Familia LeBarón. La pérdida de tres mujeres, seis niños. Estamos trabajando para esclarecer los hechos”, aseguró.
Por último, pidió a los representantes de los medios de comunicación que le ayudaran a encontrar el momento número cinco entre los más difíciles de su administración. Cuando algunos reporteros le dijeron que el asilo al expresidente de Bolivia, Evo Morales, López Obrador asintió.
“La decisión de otorgar el asilo a Evo Morales. Es una decisión que se tomó, oportuna, adecuada y apegada a los principios políticos de quienes son acosados”, explicó.
Pendientes El tabasqueño reconoció que tiene “asignaturas pendientes”, como el problema de la inseguridad y la violencia, pero aclaró que, si bien su gobierno es responsable de poner fin a este flagelo, no es el culpable, pues fue el expresidente Felipe Calderón quien le dio “un garrotazo a lo tonto al avispero”.
“Más que un error, fue un crimen el haber declarado la guerra al narcotráfico”, dijo esta mañana López Obrador. “Somos responsables, pero no culpables”, reiteró. “Cuando llegamos ya estaban las bandas, no surgieron a partir del 1 de diciembre”.
Mientras que en los temas en los que consideró que se ha avanzado están las reformas constitucionales en materia de combate a la corrupción y austeridad, en educación y salud, que ha emprendido “para la transformación que está en marcha”.
“Les adelanto lo que voy a decir el domingo, lo voy a decir porque me están sopeando”, bromeó. “Voy a necesitar un año nada más para dejar sentadas las bases de la transformación del país”, aseguró.