Homicidios siguen tendencia alcista; Tijuana, Juárez y Acapulco son las ciudades con más asesinatos

martes, 17 de diciembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un informe sobre los resultados de la política de seguridad reiteró como “un punto de inflexión” el estancamiento en los indicadores de violencia, al presumir un crecimiento en la tendencia de homicidios dolosos en 0.1%. Aunque la tendencia sigue al alza, la reducción de ésta se refleja en que el año pasado la tendencia era de 0.7%, de acuerdo a las cifras expuestas hoy por el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo. En la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el gabinete de seguridad dio a conocer diferentes indicadores, si bien el mandatario consideró que están lidiando con la herencia recibida de violencia y corrupción del “período liberal”. Alfonso Durazo enfatizó que el 2019 fue “un año de retos, pero también de avances institucionales” y, acto seguido, destacó la creación de la Guardia Nacional así como la instalación de 32 mesas estatales. Notas de interés: [embed]https://www.proceso.com.mx/611059/por-fin-lo-empiezan-a-desenmascarar-declara-cassez-sobre-garcia-luna[/embed] [embed]https://www.proceso.com.mx/611259/genaro-garcia-luna-nueva-york[/embed] Con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Durazo admitió el incremento delictivo de un millón 879 mil 218 delitos cometidos en 2018, de los cuales el 94% es del fuero común, frente a un millón 952 mil 803 delitos registrados el presente año, con 95% de incidencia en el fuero común; en ambos casos el resto es de fuero federal. En cuanto a homicidios dolosos, el presente año se han registrado 31 mil 688 muertes, siendo los estados con mayor incidencia Guanajuato, que ha tenido 3 mil 211 homicidios; Baja California, con 2 mil 657, y el Estado de México, con 2 mil 603. Le siguen Jalisco, con 2 mil 465; Chihuahua, con 2 mil 379; Michoacán, mil 820, y Guerrero, con mil 711. De manera que siete entidades federativas concentran más de la mitad de los homicidios dolosos del país. Sin embargo, al medirlo considerando la población, es decir, homicidios dolosos por tasa de 100 mil habitantes, la proporción es que 13 entidades rebasan la media nacional, resultando la más violenta Colima, seguida de Baja California, Chihuahua, Guanajuato, Guerrero, Morelos, Quintana Roo, Sonora, Michoacán, Zacatecas, Jalisco, Sinaloa y y Oaxaca. Además, las 10 ciudades con mayor registro de homicidios dolosos son: Tijuana, Juárez, Acapulco, León, Culiacán, Guadalajara, Benito Juárez (Quintana Roo), Irapuato, Iztapalapa y Chihuahua. El presidente López Obrador aseguró que su gobierno está avanzando, aunque justificó que inició de cero por la ausencia de policías y la corrupción heredada.