Más de 6 mil internos en penales podrían acceder a empleo formal en 2021

martes, 17 de diciembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Como parte del programa “penales productivos”, el gobierno federal acondiciona naves industriales dentro de los centros de readaptación social a fin de que incentivar a las empresas a que instalen en esos espacios sus fábricas y así poder garantizar a la población penitenciaria acceso a un empleo bien remunerado. Al participar en la primera sesión ordinaria de la Comisión Intersecretarial para la Reinserción Social y Servicios Postpenales, el comisionado de Prevención y Readaptación Social, José Ángel Ávila, informó que una vez que se cuente con toda la infraestructura necesaria 6 mil 274 internos recluidos en los penales federales contarán con un empleo formal en el 2021. Actualmente, dijo, sólo 5% de la población penitenciaria (que asciende a 17 mil 189 internos, de los cuales 16 mil 322 son varones y 867 mujeres) tiene acceso a un empleo en los centros de reclusión. De acuerdo con el funcionario, en una primera etapa se invitará a las empresas a que instalen sus centros de producción dentro de cinco de los 18 Centros Federales de Readaptación Social que empezarán a operar va partir del 1 de enero próximo. El titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo Montaño puntualizó que a la fecha se han construido naves industriales en los penales equivalentes a 114 mil metros cuadrados. “Algunas de estas naves fueron diseñadas y construidas con las más altas especificaciones técnicas, consecuentemente estimamos que serán atractivas para la instalación de fábricas que den la oportunidad a las personas privadas de la libertad de oportunidades laborales”, explicó. Durazo Montaño comentó que, bajo un marco de respeto a los derechos humanos, se ofrecerán oportunidades laborales que “antes no existían” para que los reos cumplan con su condena. Enfermedades en los penales De acuerdo con el Comisionado de Readaptación Social, 6 mil 602 presos padecen diabetes, hipertensión, obesidad, o hepatitis y 954 presentan alguna discapacidad motriz. Ante tal panorama, José Ángel Ávila insistió que para poder dar cobertura a la población penitenciaria se requieren de más médicos, pues a la fecha hay un médico por cada 218 reclusos. En el evento estuvieron presentes los titulares de las secretarías de Gobernación (Segob), Trabajo y Previsión Social (STPS), y Salud, Olga Sánchez Cordero, Luisa María Alcalde y Jorge Alcocer, respectivamente. (Con información de Manuel Alejandro Godínez)