Laicidad del Estado no debe tocarse, considera López Obrador

miércoles, 18 de diciembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro). - El presidente Andrés Manuel López Obrador defendió la permanencia del Estado laico en México, pues aseguró que la separación entre la Iglesia y el Estado quedó resuelta desde hace más de siglo y medio. Así respondió a la iniciativa presentada por la senadora de Morena Soledad Luévano para reformar la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público para, entre otras cosas, permitir la colaboración entre las asociaciones religiosas y el Estado para la promoción del desarrollo cultural y social de las personas. Esta mañana, al ser cuestionado al respecto en la conferencia en Palacio Nacional, López Obrador aseguró que respeta el derecho de los legisladores a presentar iniciativas; sin embargo, manifestó su desacuerdo. “Considero que ese tema no debe tocarse. Lo digo también con mucho respeto a la diputada que, repito, a la senadora, que tiene todo su derecho y pertenece a un poder independiente, autónomo, pero considero que eso ya está resuelto desde hace más de siglo y medio. Creo que eso se resolvió, la separación del Estado y de la iglesia. A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César”. TE RECOMENDAMOS: López Obrador, “una amenaza para el Estado laico” Según el tabasqueño, modificar ese principio no ayudaría al país. “Al contrario, ya en su momento hubo confrontación. Bueno, eso motivó hasta una invasión extranjera”. Por ello, pidió que no meterse en ese campo. “Yo creo que todo el mundo, la mayoría de los mexicanos está de acuerdo en que prevalezca el Estado laico. Lo que establece la Constitución”. El mandatario federal interpretó que el Estado laico “significa garantizar la libertad religiosa, porque a veces se piensa que el Estado laico es un principio antirreligioso. No, es garantizar las libertades y garantizar las libertades de creyentes y no creyentes. Nada más que no relacionar los asuntos de las iglesias con lo que corresponde al Estado”. Luego, llamó a no polemizar con el asunto, pero enseguida rectificó: “Bueno, somos libres, que se polemice, me retracto, que se polemice todo lo que sea, pero que se piense bien que no debemos auspiciar nada que signifique confrontación. Cada ciudadano tiene su criterio y somos libres y tenemos que respetarnos todos, podemos no estar de acuerdo, pero garantizar el derecho a la libertad de expresión, a la libre manifestación de las ideas”.

Comentarios