Senadora ahora pide debatir en parlamento abierto su iniciativa sobre asociaciones religiosas

miércoles, 18 de diciembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La senadora Soledad Luévano, de Morena, solicitó a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) que su iniciativa para reformar la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público sea debatida en parlamento abierto. “Vivimos en una democracia donde todos los temas se pueden debatir con respeto y apertura. Solicité a la Junta de Coordinación Política del @senadomexicano que mi iniciativa sobre Asociaciones Religiosas se debata en parlamento abierto”, publicó en Twitter. Lo anterior, luego de la polémica que causó su propuesta de reformar diversos artículos de dicha ley para la colaboración entre las iglesias y el Estado en la promoción conjunta del desarrollo cultural y social del país, así como la facultad para que las asociaciones religiosas puedan celebrar convenios de colaboración con las dependencias y entidades de la administración pública de los tres órdenes de gobierno, y permitir la “asistencia espiritual” en las unidades del Ejército, Fuerza Aérea y la Marina Armada de México. Notas relacionadas: [embed]https://www.proceso.com.mx/611331/morena-senado-iglesia-estado[/embed] [embed]https://www.proceso.com.mx/611393/amlo-separacion-iglesia-estado[/embed] La propuesta de la senadora zacatecana fue duramente criticada en las redes sociales, dado que estaría eliminando la separación entre el Estado y la Iglesia. De hecho, en la iniciativa, la frase “separación del Estado y las Iglesias” fue borrada del artículo 1 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público. “Tenemos que madurar como sociedad, sin fanatismos, sin tabúes y con democracia podemos lograr que las Asociaciones Religiosas ayuden a mejorar la vida de la gente mediante actividades sociales, culturales y de caridad”, precisó Luévano en su cuenta de Twitter, este miércoles. Añadió: “Con una reglamentación adecuada y sin renunciar al estado laico y la libertad de culto, incluso nos pueden ayudar a pacificar al país”. Los comentarios de la legisladora nuevamente causaron revuelo en las redes, donde los usuarios le respondieron que su propuesta ni siquiera debía ser discutida, porque atenta contra la laicidad del Estado. “Desmantelar el muro entre el Estado y la Iglesia (que mucho nos costó erigir) no es un tema de madurez sino de modernidad y respeto a la Constitución. No requiere ni debate ni parlamento abierto. Punto”, comentó la politóloga Denise Dresser.

Comentarios