La CNDH entrega a pareja radicada en EU a su hija de tres años quien viajaba en caravana migrante

jueves, 14 de febrero de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una niña de tres años que viajaba en la caravana migrante asentada en Piedras Negras, Coahuila, fue entregada el pasado martes 12 de febrero a sus padres que residen en Estados Unidos, luego de una serie de gestiones realizadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). El hallazgo ocurrió el domingo 10 de febrero, cuando personal de la CNDH detectó entre los migrantes de la caravana a una pequeña de tres años, quien aparentemente viajaba con un pariente. La CNDH gestionó entonces que la Procuraduría de Niños, Niñas y la Familia (Pronnif) de Coahuila la trasladara al albergue “Nazaret”, para brindarle los cuidados y atención necesarios, mientras se contactaba a los padres. Tras varias diligencias y actuaciones del personal de la CNDH, se logró contactarlos en el estado de Nebraska y se les informó sobre la situación de la pequeña. Los padres se encuentran legalmente en Estados Unidos. Al conocer la situación, los padres de la menor se trasladaron a la ciudad de Piedras Negras, el pasado martes 12 de febrero, para reunirse con su hija y acreditar el vínculo familiar. Un día después, el 13 de febrero, como resultado de las gestiones ante el consulado de Honduras y autoridades de la Pronnif se expidió la constancia de vínculo familiar por parte de las autoridades hondureñas y se procedió a la entrega de la niña a sus padres. La CNDH informó que, a raíz de esta situación, intensificó sus acciones de protección y defensa en favor de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, que se encuentran en las caravanas de personas en contexto de migración, para evitar que, dada su situación de vulnerabilidad, puedan ser víctimas de trata de personas, y para que autoridades de los tres niveles de gobierno les otorguen la seguridad y asistencia humanitaria que requieran, velando siempre por su interés superior. Explicó que canaliza a esa población infantil a albergues y apoya de manera especial a las personas menores de edad no acompañadas que solicitan el retorno asistido voluntario a sus países de origen. Además, aseveró que mantendrá la observancia del respeto a los derechos humanos de las personas migrantes que se encuentran en el albergue provisional “Macesa” en Piedras Negras, Coahuila, con especial énfasis en aquellos grupos en situación de vulnerabilidad, como son niñas niños y adolescentes, personas mayores, personas con discapacidad y mujeres embarazadas.

Comentarios