Morena, de los menos abiertos a la participación ciudadana: estudio del INAI y CIDE

lunes, 18 de febrero de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El partido Morena aparece como el segundo actor federal con el índice de gobierno abierto más bajo, de acuerdo con un estudio conjunto publicado hoy por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). El índice de gobierno abierto mide el cumplimiento de los sujetos obligados a la transparencia según dos vertientes: la transparencia y la participación ciudadana; si bien en materia de transparencia Morena se colocó en el lugar 12, su escasa apertura a la participación le afectó en la clasificación general. La base de datos publicada junto con el estudio muestra que los actores federales más opacos –es decir, que obtuvieron las calificaciones más bajas en la vertiente de transparencia-- fueron el Sindicato de Investigadores y Profesores de El Colegio de la Frontera Norte, el de los Trabajadores del Instituto Mexicano de la Juventud, pero también el Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Les siguieron la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) o el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart) y el Tribunal Superior de Justicia (TSJ).   En términos de gobierno abierto, los sindicatos, los fideicomisos, los partidos políticos y los municipios resultaron los actores más opacos del Estado mexicano, según el estudio, que derivó de la revisión de mil 234 sujetos obligados en la atención a 329 mil solicitudes de información que interpuso la ciudadanía entre julio de 2017 y junio de 2018. A nivel estatal, Colima, Michoacán, Durango y Querétaro resultaron las entidades menos abiertas, y de manera general, las respuestas que recibió la ciudadanía fueron de mala calidad. Según el estudio, los sujetos obligados no transparentan de manera proactiva toda la información que deben publicar, y omiten sobre todo exhibir a la ciudadanía los gastos por representación y viáticos.
“En suma, los retos hacia adelante requieren que los sujetos obligados enfoquen sus esfuerzos en mejorar la calidad y oportunidad de las respuestas a las solicitudes de información. Asimismo, deberán aumentar la pertinencia y accesibilidad de la información sustantiva que más demanda la ciudadanía mediante un mejor diseño de sus sitios web, mayor eficacia de sus buscadores y, en general, de la transparencia proactiva”, planteó el estudio.
En días recientes, el presidente Andrés Manuel López Obrador atacó en varias ocasiones al INAI y sus integrantes, a los que acusó de fomentar la opacidad en algunos de los casos de corrupción más sonados del sexenio pasado, entre ellos los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht. Para presentar su informe, el INAI y el CIDE organizaron un gran evento, de cinco horas, con varias mesas de discusión y análisis, a las que no acudió Irma Eréndira Sandoval, la titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP); envió en su representación al Director General de Transparencia, Gregorio González Nava. Sandoval estuvo presente en la conferencian matutina del presidente, donde anunció que abrió una investigación de oficio contra Guillermo García Alcocer, titular de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), como lo ordenó López Obrador.  

Comentarios